Se fundó el 11 de abril de 1930

El IIS, 85 años de pluralidad, innovación y compromiso

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Ceremonia inaugural de los festejos por el aniversario del Instituto de Investigaciones Sociales

Laura Romero, 28 de mayo de 2015

com4_princ

En 1930, a iniciativa de Ignacio García Téllez, entonces rector de la Universidad, nació el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS), primer organismo de esta naturaleza en México y América Latina, encargada de estudiar científicamente los asuntos y problemas sociales del país. Hoy, celebra 85 años de pluralidad, innovación y compromiso con la investigación.

“Es nuestro deseo poder entender, explicar y contribuir a la solución de los grandes problemas nacionales”, se estableció en el acta fundacional hace ocho décadas y media.

El escenario de su creación fue el Paraninfo de la Universidad, donde el entonces rector planteó el compromiso de que el Instituto se internara en el complejo iris de la vida real, propusiera fórmulas y las convirtiera en principios sociales de esta casa de estudios para transformarlas en reformas nacionales.

Como presidente fue designado el propio rector, y sus primeros directores fueron Alfonso Caso, Luis Chico Goerne, Narciso Bassols y Vicente Lombardo Toledano. En el periodo 1930-1938, Miguel Othón de Mendizábal se desempeñó como secretario del mismo, y el trabajo de indagación que se realizó fue producto de su empeño y dedicación.

En 1938, en el rectorado de Gustavo Baz, asumió la dirección de Investigaciones Sociales Manuel Gamio, quien planteó el análisis gradual de las necesidades y aspiraciones de la población. Cada uno de sus fundadores fueron actores protagónicos de la vida nacional y creadores de instituciones fundamentales de la vida de México.

También estuvieron al frente Lucio Mendieta y Núñez, Pablo González Casanova, Raúl Benítez Zenteno, Julio Labastida Martín del Campo, Carlos Martínez Assad, Ricardo Pozas Horcasitas, René Millán Valenzuela y (primera mujer en el cargo) Rosalba Casas Guerrero.

En el Instituto, donde se elaboró la primera carta etnográfica de la República Mexicana y el primer censo nacional universitario, se creó en 1939 la Revista Mexicana de Sociología, que ha tenido como propósito fundamental ser un espacio para exponer trabajos de investigación que describan el pulso social de México, América Latina y el mundo.

En sus distintas etapas de vida, ha ocupado varios edificios: el número 92 de la calle República de Cuba, Justo Sierra 16, Licenciado Verdad 3, la Torre I de Humanidades en la Facultad de Filosofía y Letras, la Torre II de Humanidades, y finalmente, en 1996, su propia sede, ubicada en la Ciudad de las Humanidades. Hoy, se integra por 88 investigadores, 26 técnicos académicos y 122 trabajadores administrativos.

com4_tira1

Institución de excelencia

En la ceremonia en la que iniciaron los festejos por el octogésimo quinto aniversario del Instituto, encabezada por el rector José Narro Robles, su director, Manuel Perló Cohen, recordó que esa instancia se fundó el 11 de abril de 1930.

Fue la primera entidad universitaria creada a raíz de la autonomía, y centro precursor de las ciencias sociales en la nación. “Desde entonces, se ha ganado un lugar destacado en la vida de la UNAM y, sin duda, en el panorama intelectual y académico de México y el mundo. Somos una institución de excelencia que ha dejado huella en las ciencias sociales del país y de América Latina”.

Perló Cohen anunció que en los próximos meses habrá conferencias, mesas redondas y debates en los que se recordará el pasado, se analizará el quehacer actual y se explorará el futuro.

La reconstrucción de la historia “permite acercarnos a la formidable labor que los investigadores han realizado a lo largo de muchos años. Por décadas, la comunidad académica ha cumplido ejemplarmente con las tres funciones fundamentales que postula nuestra Ley Orgánica: producir conocimiento, enseñar a nuevas generaciones y difundir la cultura”.

Así, muchos de los valores que movieron a los creadores de Investigaciones Sociales y a sus artífices se mantienen vivos: pluralidad, innovación, excelencia, compromiso con el estudio y la solución de los problemas nacionales. Los métodos pueden cambiar, pero muchos de los ideales y valores están vigentes y deben preservarse, señaló.

También, consideró que la tarea de construir el futuro del Instituto debe ser una labor permanente, en la que se involucre toda su comunidad.

com4_tira2

Estela Morales, Pablo González Casanova, el titular del IIS y el rector José Narro. Fotos: Juan Antonio López y Víctor Hugo Sánchez.

Satisfacción y orgullo

A su vez, Narro Robles dijo que el IIS ha dado a la Universidad numerosos motivos de satisfacción y orgullo. En ocho décadas y media, el país y esta casa de estudios han cambiado, pero no sus principios esenciales.

En la actualidad, esos valores que dieron origen a la entidad y le han dado la posibilidad de hacer aportes fundamentales al pensamiento, a las ciencias sociales, a los métodos de análisis y estudio de la realidad social, se reflejan y permiten hoy aportar diagnósticos y soluciones a los problemas nacionales y más allá de nuestras fronteras.

Agradeció y felicitó a la comunidad “por lo que se ha logrado consolidar del pensamiento en materia de las ciencias sociales, a partir del trabajo y la reflexión que han hecho grandes investigadores y estudiosos”.

No es un Instituto que sólo se refugia en su historia y en el pasado, sino también uno que hoy produce conocimiento, saber, análisis de la realidad y propuestas. Aquí se debaten los problemas de México y el mundo; aquí se siguen haciendo aportes a las ciencias sociales y a las humanidades. Su porvenir se apunta como fuerte y extraordinario.

Asimismo, reconoció al exrector, exdirector del Instituto e investigador emérito, Pablo González Casanova, presente en la ceremonia, quien “ha dado variadas, múltiples muestras de cómo un universitario puede tener congruencia, la enorme honestidad que traduce la consistencia a lo largo de los años”.

Repaso histórico

Previo a la ceremonia, se inauguró una exposición fotográfica que muestra el largo y fecundo trayecto del Instituto. Su propósito es informar y compartir las experiencias de la memoria histórica de esa comunidad académica, desde una visión cronológica de acontecimientos en la vida interna de la entidad y en el contexto nacional e internacional.

Por medio de pabellones se presentan imágenes y textos como una línea del tiempo que se desplaza de 1930 a la fecha, con énfasis en las distintas administraciones en el curso de la historia de la entidad. Además, se presentó un video de TVUNAM alusivo al aniversario, se develó la placa conmemorativa y se entregaron diplomas a personal académico con 10 y hasta 40 años de servicio.

Asistieron, Estela Morales Campos, coordinadora de Humanidades, miembros de la Junta de Gobierno, exdirectores del IIS, directores de facultades, escuelas e institutos, investigadores eméritos y la comunidad de Investigaciones Sociales.

com4_tirafinal