Al rescate de la especie

La Cantera, primer albergue de axolotes

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Diez ejemplares ingresaron a los cuerpos de agua del sitio; investigación de largo plazo

Leonardo Frías, 08 de junio de 2015

Los animales que impresionaron al naturalista alemán Alexander von Humboldt y a los invasores franceses en el siglo XIX, que fueron figurados y emparentados por los mexicas con Quetzalcóatl y tildados por algunos como monstruos acuáticos, ingresaron a Ciudad Universitaria. Así, se da el primer aleteo al proyecto de generación de albergues de axolotes fuera de la zona de Xochimilco.

El diagnóstico del axolote (del náhuatl axolotl: monstruo acuático), especie endémica de los antiguos lagos del Valle de México (Xochimilco, Texcoco y Chalco), indica que la extinción es inminente. No obstante, tras los arrestos y la sensibilidad de científicos, estudiantes y pobladores del sur de esta urbe, se logró generar un nuevo hábitat para el Ambystoma mexicanum.

Para evaluar si es benigno para estos anfibios, 10 ejemplares fueron ingresados a los cuerpos de agua ubicados en la Cantera Oriente de la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel (REPSA); es el inicio de una investigación de largo plazo que permitirá a Ciudad Universitaria ser parte del rescate de este importante animal.

com4_princ

En peligro de extinción. Foto: Justo Suárez.

Territorio puma

Al mediodía la luz se refracta en esos cuerpos de agua. Es un laboratorio natural, con cinturones verdes (si está muy alterado por el hombre), resguardado de polución y ruido en las inmediaciones de la estridente avenida Delfín Madrigal.

De las manos de Armando Tovar Garza y Horacio Mena, del Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología (IB), se resbalan uno a uno hasta su nueva morada.

En el riachuelo ingresaron los primeros seis, tres machos y tres hembras, entre ellas Ariel, dijo una alumna, que con anterioridad así la había nombrado. Dos pares más fueron zambullidos en el primer y tercer Lago. Los axolotes se evaluaron previamente, tanto en salud como en diversidad genética.

Cada grupo fue alojado de manera semicautiva, pues estarán dentro de una jaula para ser protegidos, además de llevar un chip con el que los científicos universitarios podrán monitorear su actividad con regularidad; el aditamento fue colocado con una jeringa en la cavidad celómica (donde se hallan las vísceras) y a la postre la información será extraída a través de un lector láser.

“Los anestesiamos para que no les duela, es una jeringa un poco gruesa porque el chip es de un centímetro de largo y ancho como la punta fina de un lápiz. Con esto sabemos quién es quién, macho, hembra; si está enfermo, se fracturó o ha muerto, pues hemos hallado los chips hasta en estómagos de serpientes”, explicó Luis Zambrano, investigador del IB, secretario ejecutivo de la REPSA y quien encabeza el proyecto.

Con esto, agregó, se marca el inicio de una generación de albergues fuera de Xochimilco; con las jaulas podemos probar qué tanto pueden sobrevivir en condiciones diferentes, por ejemplo, agua transparente como el río, o más turbias, como los lagos.

Al cruzar la primera etapa de sobrevivencia en el hábitat de los cuerpos de agua de la Cantera Oriente, estos anfibios serán expuestos a una jaula con mayor espacio y con monitoreo directo.

“Sería mediante un teletransmisor, que pondremos en marcha en cuanto sepamos que sí funciona el albergue; se los colocaremos a cada uno, pero lo primero es evaluarlos dentro de las jaulas. Si es exitoso, la idea final es tener una población suficientemente grande, que sea un stock genético y poblacional para regresarlos a Xochimilco”, abundó.

Garra ecológica

La instauración del primer albergue en Ciudad Universitaria fue impulsada por el Club Universidad Nacional, AC.

“Venimos a sumarnos a este gran esfuerzo de preservación de una especie mítica que tiene gran interés para el Valle de México; trabajamos con algunos patrocinadores que nos allegaran los recursos necesarios para poder realizar con éxito este gran y noble esfuerzo”, dijo Enrique Paredes Cepeda, director de Operaciones y Comercialización del club.

En el acto estuvieron, entre otros, Francisco Martínez, responsable de la Cantera Oriente de la REPSA, y Rubén Rojas, director de Planeación Institucional y Desarrollo Territorial de la Autoridad de la Zona Patrimonio Mundial Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, del Gobierno del Distrito Federal.