Laura Beatriz Montes de Oca

Reconocimientos a académica de Investigaciones Sociales

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Realizará estancias en Estados Unidos, Francia y Suecia

Leticia Olvera, 18 de junio de 2015

com4_princ

Experiencia internacional. Foto: Víctor Hugo Sánchez.

Por sus aportes en el estudio de las innovaciones democráticas, Laura Beatriz Montes de Oca Barrera, del Instituto de Investigaciones Sociales, fue invitada a realizar tres estancias de verano: en 2015, en Princeton; en 2016, en la Escuela de Altos Estudios de París, y en 2017, en la Universidad de Uppsala. El año pasado, su trabajo fue distinguido con la Beca para las Mujeres en las Humanidades y las Ciencias Sociales de la Academia Mexicana de Ciencias.

Se trata de los primeros reconocimientos obtenidos por la universitaria, quien desde la maestría se ha interesado en analizar las brechas entre gobierno y sociedad. “A partir de ahí desarrollé temas ligados a un campo más amplio: el de la gobernanza y los vínculos entre actores políticos, comunitarios y económicos. Después, me trasladé a las relaciones democráticas”, indicó la socióloga.

Montes de Oca Barrera es integrante del Instituto desde 2013, y antes hizo una estancia posdoctoral (2011-2013) en la entidad, con el Programa de Becas de la Universidad. Para ella, “la UNAM proporciona un ambiente favorable para el desarrollo de una carrera profesional y académica. Me siento orgullosa de estar aquí”, afirmó.

La subvención para residencias veraniegas se concede a jóvenes investigadores en ciencias sociales con proyectos que ya rindan productos. “Como el tema de la convocatoria era desigualdades e inequidades, inscribí mi propuesta y enfaticé los escenarios de participación democrática, donde es evidente la desigualdad al no haber representación para todos los sectores o grupos afectados por la toma de decisiones. Mostré un resumen de mi labor y un artículo publicado en la Revista Mexicana de Sociología a finales del año pasado. A partir de esto me escogieron”.

Las actividades se distribuirán en dos semanas. En la primera habrá cátedras con expertos de cada sitio y en la segunda se presentarán los avances de las indagatorias, el modelo metodológico a seguir, las teorías empleadas y los hallazgos. Se eligieron a 20 académicos de América Latina, África y Asia para concederles el apoyo (hay tres mexicanos, cuatro brasileños, un argentino y un chileno). El programa busca generar y afianzar una red de especialistas de estas regiones, “pues seremos los mismos quienes haremos las tres estancias”, dijo.

com4_tira1

En 2017 será recibida en Uppsala.

El proyecto

Para la académica, las nuevas iniciativas en el rubro constituyen una serie de estrategias participativas con el objetivo de abrir puertas a la ciudadanía. Esto se relaciona con la crisis de legitimidad y representación. Tanto en las campañas como en las luchas políticas se manifiesta un descontento relacionado con la distancia entre gobernantes y gobernados, apuntó.

En este contexto, se aprecia un desarraigo de la gente hacia el Estado y la democracia. Tanto en la teoría como en la práctica se ha buscado instrumentar mecanismos y generar espacios de involucramiento, “a esto se le conoce como innovaciones”, puntualizó.

Estos incentivos son un reconocimiento público a su labor y no sólo hacen visible el papel femenino en la investigación en ciencias sociales y humanidades, sino también es un modo de dar a conocer parte de lo realizado en la UNAM. “Me inyectan energía para continuar en este camino”, concluyó.