Origen del maíz y su diversidad

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Intercambian experiencias científicos y productores; encuentro en el Jardín Botánico y en la ENTS

Michel Olguín / René Tijerino / Guadalupe Lugo, 08 de octubre de 2015

aca9_princ

Además de domesticarlo, México dio origen al maíz y a su magnífica diversidad, así como a decenas de plantas que hoy en día alimentan al mundo, expresó Elena Álvarez-Buylla, investigadora del Instituto de Ecología, al inaugurar el encuentro Hacer Milpa: Diálogos en la UNAM por la Agricultura Campesina y la Agrobiodiversidad para la Soberanía de México.

Esta variedad es expresión viva de muchas culturas y raíz de nuestra identidad nacional y mesoamericana. Sin ellas, dejaríamos de ser lo que somos y se desintegraría este gran país, agregó.

Hacer coincidir a productores y científicos sirvió para intercambiar experiencias, así como para debatir sobre biodiversidad, visiones históricas, ecología, sistemas agroforestales prehispánicos de sostenibilidad y los contextos culturales.

De la diversidad mexicana, tanto la cultivada como la que no, Álvarez-Buylla dijo que es integrante de las comunidades rurales, de nuestra gente y de quienes actualmente la defienden a ultranza y producen la mayor parte de los alimentos diferentes y sanos sin destruir ríos, tierras, bosques y selvas.

Javier Caballero Nieto, jefe del Jardín Botánico del Instituto de Biología, resaltó el organizar encuentros como éste, sobre todo “en estos tiempos en los que estamos alarmados por la erosión genética de nuestros cultivos básicos y la contaminación por transgénicos”.

En la plazoleta del Jardín Botánico –con 32 años de antigüedad y considerado la reserva de naturaleza más grande en una gran metrópoli– se montó una exposición en la que el público pudo acceder a una gran oferta de productos como mermelada, chocolate, queso y semillas, y se efectuaron conferencias, coloquios, un ritual de cosecha de la milpa e incluso se instaló una ofrenda al maíz.

Además, se presentó el Concierto para plantas en el invernadero, del biólogo y músico Ariel Guzik, quien través de un instrumento de cuerdas llamado laúd plasmaht, que mediante ciertas técnicas genera sonido al captar señales provenientes de seres vivos. En esta instalación itinerante el ejecutante es un vegetal conectado a este aparato acústico mediante pequeños electrodos.

Anabel Ford y Ronald Nigh, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social Chiapas, dieron a conocer el trabajo El Jardín Forestal Maya: Ocho Milenios de Agricultura Sostenible en las Selvas Tropicales.

aca9_tira1

“Lejos de ser una fuerza destructiva en la selva, la milpa de alto desempeño es una herramienta eficaz para mantener, restaurar la biodiversidad y crear un suelo antropogénico fértil. Las políticas que la desalientan son equivocadas y obstaculizan la conservación”, aseveraron.

Durante siglos, la milpa ha sido utilizada para desarrollo, conservación y espacio para la biodiversidad en la selva, así como para activación de mecanismos de renovación endógena de fertilidad del suelo, sin emplear químicos y con estrategias de restauración ecológica. Ejemplo de ello son los huertos familiares de Cobá, en Quintana Roo, y los sembradíos en Lakantún, en Yucatán.

Con el lema “Todas las milpas, todos los colores, todos los sabores. Sembremos juntos el futuro maíz”, la Escuela Nacional de Trabajo Social festejó, por séptima ocasión, el Día del Maíz.

Montserrat González Montaño, coordinadora del evento, apuntó que la nación no sólo enfrenta una crisis alimentaria, sino también de obesidad y sobrepeso, así como de enfermedades cardiovasculares. Para tratarlos “tenemos muchas posibilidades, pero es necesario generar más estrategias educativas, socioambientales y alimentarias”.

En la charla Importancia de la Conservación Biocultural del Maíz y sus Prácticas de Manejo, Paloma Rodríguez Hernández, bióloga y colaboradora del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias, resaltó la degradación de los recursos naturales en zonas agroindustriales e indígenas del país, así como la erosión y contaminación de suelos y agua por agroquímicos. Estos problemas, concluyó, han contribuido a la pérdida de biodiversidad y agrodiversidad, lo que implica la reducción de cultivos asociados y de la variedad de maíz.

aca9_tirafinal

Fotos: Marco Mijares.