Impacto al exterior y al interior

La FES Aragón estrena instalaciones

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Edificio para la División de Universidad Abierta, Continua y a Distancia

Laura Romero, 03 de noviembre de 2015

com8_princ

Gilberto García Santamaría.
Fotos: Víctor Hugo Sánchez.

La comunidad de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón cuenta, a partir de hoy, con nuevas instalaciones. Se trata del Edificio para la División de Universidad Abierta, Continua y a Distancia (DUACyD), que conoció durante un recorrido, el rector José Narro Robles.

Desde que inició actividades, en 2003, esa División es una de las áreas de la FES Aragón que ha mantenido procesos de crecimiento y desarrollo constantes en sus labores académico-administrativas, lo que ha hecho necesario crear espacios adecuados que mantengan el impulso a las tareas que se realizan en las coordinaciones de servicios educativos: del Sistema Universidad Abierta y Educación a Distancia, de Educación Continua, y de Vinculación Académica.

La DUACyD no contaba con un lugar propio y adecuado a sus necesidades y características, enmarcado por las diversas modalidades educativas que ofrece (presencial, semi-presencial y en línea), por lo que la influencia que se genera al contar con este nuevo edificio impacta al interior y al exterior de la entidad.

Se espera que el crecimiento y desarrollo de los diferentes servicios que ofrecen las tres coordinaciones académicas de la DUACyD no sólo se mantengan, sino que también crezcan, pues tienen condiciones de espacios apropiados, de imagen pertinente y vanguardia tecnológica.

Un espacio en tres cuerpos

Se encuentran integradas por tres cuerpos: el A, que se compone por 10 aulas presenciales en tres niveles (planta baja, primer piso y segundo piso), con capacidad para 40 alumnos cada una, con acceso a Internet inalámbrico e instalaciones de voz y datos necesarias para convertirse en aulas de cómputo.

En esta sección hay además dos “solarios”, que pueden ser utilizados como áreas de recreo y actos académicos que requieran de espacios abiertos. Se empleará para las actividades académicas presenciales y semipresenciales de las diferentes coordinaciones. Aquí también se consideró un elevador que permitirá la accesibilidad universal a los diferentes edificios de la DUACyD.

El cuerpo B alberga las oficinas administrativas de la jefatura de División y las tres coordinaciones de servicios académicos. Además tiene tres niveles; en el primero, por ejemplo, se localizan cinco cubículos y tres salas de asesoría semipresencial y en línea. Cada uno cuenta con un site de cómputo, con instalaciones tecnológicas para servicios digitales de voz y datos necesarios para las actividades académicas y administrativas.

El cuerpo C está pensado como apoyo al A en funciones de extensión y difusión; se integra por un auditorio con capacidad para 273 personas, equipado con tecnología de vanguardia en sistemas de videoconferencia, audio y sonido, y por un comedor; en este último espacio se instrumentará el programa de becas alimenticias con Fundación UNAM.

com8_tira1

Orgullo

En el auditorio, Gilberto García Santamaría González, director del plantel, agradeció en nombre de los estudiantes, académicos y trabajadores el apoyo recibido por la Rectoría, pues así la Facultad se ha visto fortalecida en docencia, investigación y difusión.

En tanto, Narro Robles destacó la tarea que realiza la FES Aragón y el esfuerzo que hace su comunidad. “Siempre he tenido un profundo reconocimiento por esa labor y por sus logros. Ustedes forman parte importante del orgullo de la Universidad”.

Recordó que en enero próximo se celebrarán cuatro décadas de su fundación y, desde entonces, siempre han puesto lo mejor de su esfuerzo y compromiso al servicio de las tareas sustantivas de la UNAM. “Aragón forma parte indisoluble de esta casa de estudios”.

Agradeció a la dirección del plantel la invitación y el apoyo para la construcción del edificio de la DUACyD, no sólo la aportación de la Facultad y de su administración, sino incluso el tiempo de trabajo conjunto que ha tenido un sólo propósito: apoyar a esta comunidad.