Memoria permanente

Fotografía, enfoques y desenfoques de lo real

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La calle, historia del arte, interpretación de imágenes, fotoperiodismo…

Mina Santiago, 19 de noviembre de 2015

cult16_princ

Como parte de la exposición Conversaciones. Colección fotográfica del Bank of America, se realizó el coloquio La Fotografía, la Memoria y la Realidad en el que se analizó esta disciplina desde distintos criterios y técnicas, como la foto de calle, el análisis desde la historia del arte, la interpretación de imágenes y el fotoperiodismo.

El italiano Alex Coghe narró su experiencia en las calles de México. Esta vertiente tiene como característica captar momentos extraordinarios en lugares públicos. “En cualquier sitio podemos encontrar algo interesante, sólo debemos estar listos con la cámara”, explicó el creador, quien se autodefinió como un animal metropolitano, y agregó que un buen fotógrafo de calle debe tener los sentidos conectados con ella y equiparó esta técnica con la poesía, mientras que el fotoperiodismo, dijo, es más cercano al ensayo.

Quien trabaja así documenta con una imagen algo significativo en cualquier contexto y situación no construida donde el sujeto sea el hombre, su actuar e interactuar. Es un juego con la realidad que encuentra orden en la confusión, expresó.

Las características que constituyen esta imagen son el nulo control sobre la luz, no es posible dar instrucción a los sujetos, representa un desafío, pues se maneja la cámara en forma manual y en cualquier condición de luz. Los precursores son Garry Winogrand, Joel Meyerowitz y Lee Friedlander, ilustró.

En su ponencia, Coghe apuntó que una de las características del street photographer son su habilidad, la rapidez de acción pero sobre todo el respeto a la gente. “Tengo mis métodos para hacerme invisible, enfoco en la mirada con la cola del ojo y disparo. Es como ir a surfear y encontrar la ola más grande”.

Hipervisual y polivocal

El investigador John Mraz se remontó a los inicios de la fotografía e hizo un recorrido hasta nuestros días para asegurar que vivimos en un mundo hipervisual que ha transformado las formas de comunicación y que redefine nuestra forma de percibir y entenderlo.

Mraz habló de sus distintas funciones, aquellas con las que se trabaja como si fueran ventanas al pasado, incluso las que son modificadas, alterando la realidad. “¿Qué encontramos en una imagen? Existencia, transformaciones, cultura popular, relaciones de género, clase, raza, evidencia de gustos sexuales, mentalidades. Ver y hablar de ellas es una actividad social”. La fotografía proporciona un objeto para discutir y funciona como empujones a la memoria, a través de un triángulo de experiencias del pasado y el presente creamos un diálogo, planteó el investigador.

Por su parte, el fundador del Centro de la Imagen, Pablo Ortiz Monasterio, hizo un análisis de la foto y su interpretación, indicó que ésta es polivocal pues contiene diferentes voces. Es a partir de la interpretación del espectador la lectura que se le otorga.

Desde construcciones que realizan profesionales como Graciela Iturbide o el reconocido Henri Cartier-Bresson o la composición Things are queer, de Duane Michals, la imagen tiene la voluntad narrativa de contar historias. Otorga mensajes que generan interpretaciones. “La belleza no es un fin, es el medio. Si logro una instantánea bella, me van a mirar y se interesarán en el mensaje que quiero dar”, señaló Ortiz Monasterio.

Periodismo

Pedro Valtierra, fundador de la revista Cuartoscuro, impartió la conferencia Comunicar en Imágenes. A partir del planteamiento de que no hay género menor, aseguró que la fotografía periodística en México no carece de calidad estética, y al igual propone, comunica y sugiere.

Aquí, algunos diarios le otorgaron a esta forma de expresión un lugar que no tenía, medios de comunicación en los que el cuestionamiento, la crítica y la reflexión estaban contenidos en imágenes, en los que se privilegiaba el respeto al derecho de autor, al reportero gráfico y a la audiencia.

Según Valtierra, esto marca un precedente en el rompimiento con la vieja forma de ver imágenes y se propone que el personaje retratado sea visto como una persona y no como un dios. “El arte combinado con buena información es periodismo”, opinó.

“Hay diversos factores que influyen para realizar fotoperiodismo con responsabilidad social, entre ellos, un director con gusto por la fotografía, un editor con capacidad de decisión y un profesional creativo, con iniciativa; además, debe impulsarse una elaboración de archivos y protección a los derechos de autor. Desde 1980 se privilegia la imagen y se trabaja con estas ideas. La estética no está peleada con el periodismo”, concluyó.

Conversaciones. Colección fotográfica del Bank of America se exhibe hasta febrero de 2016, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso. La exposición se da en el marco del Festival Internacional Foto México 2015.

cult16_tira2

Alex Coghe, John Mraz, Pablo Ortiz Monasterio y Pedro Valtierra. Fotos: Verónica Rosales.