Enfoque multidisciplinario

Debate internacional sobre los saberes en la modernidad

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Participaron en el evento filósofos, científicos, artistas y literatos nacionales y extranjeros

Guadalupe Lugo / Leticia Olvera, 26 de noviembre de 2015

Para dar a conocer las reflexiones del Seminario Universitario de la Modernidad: Versiones y Dimensiones (SUM), se efectuó el Coloquio Internacional Los Saberes en la Modernidad, temática tratada desde la filosofía, el arte, la literatura y la ciencia.

El encuentro fue dividido en dos bloques, realizados en las facultades de Filosofía y Letras (FFyL), el primero, y en la de Ciencias, el segundo, con la participación de filósofos, literatos y científicos nacionales y extranjeros.

En la inauguración, Raquel Serur, coordinadora del SUM, planteó: ¿Cómo no reaccionar con horror frente a lo acontecido el 13 de noviembre en París?, ¿cómo no detenerse a pensar en el complejo proceso de gestación de estos acontecimientos que culminaron en una matanza?

La también académica de la FFyL indicó que las reflexiones vertidas no agotan el tema. “Tampoco pretendemos que así sea, lo que sí les garantizo es que este esfuerzo de analizarlo desde la multidisciplina es enriquecedor o, por lo menos, desde la experiencia personal”.

Por su parte, Gloria Villegas, directora de esa Facultad, resaltó el significado de éste y los demás seminarios universitarios y sus aportaciones a la UNAM como lugar de reflexión “con gran libertad y sentido creativo”.

El SUM, instituido en 2004 e impulsado entonces por Bolívar Echeverría, genera espacios ricos para la discusión y permite, desde diversos enfoques, tratar temáticas dispersas en el ánimo y preocupación de los académicos, “pero que logran conjuntarse de manera sólida y robusta”.

aca10_princ

Reflexiones

En Algunas Posturas Filosóficas sobre el Saber, Luis Ramos-Alarcón, profesor de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, señaló que los filósofos de finales del siglo XVI y de los XVII y XVIII, ahora identificados como modernos, tuvieron una vivencia, una experiencia histórica acerca de la guerra de religión y de una serie de problemas y conflictos sociales y políticos que los llevaron a buscar dónde fundamentar el edificio del saber.

“Si bien muchos de ellos son cristianos, católicos, anglicanos o calvinistas, no quieren sentar las bases de este pensamiento y de las soluciones sobre ciertos principios como la revelación, sino que buscan aquello que desde su perspectiva es común a todos los seres humanos. Aunque aceptan ciertas posturas religiosas, consideran que la discusión tiene que estar centrada sobre lo que es común a todos los humanos.”

A su vez, Crescenciano Grave, profesor de Filosofía y Letras, dijo que la perturbación del saber se refiere al trastorno que el pensamiento de Nietzsche inflige en algunos de los pilares de la modernidad filosófica, “socava los fundamentos de la naturaleza concebida mecánica u orgánicamente, de la temporalidad histórica como una línea continua y progresiva, y de la subjetividad consciente con que la filosofía moderna ha pretendido ocupar el vacío dejado por la muerte de Dios”.

En su obra, “Nietzsche ofrece diferentes perspectivas de la lucha en la que confrontó a su propia época para sostener nuestra propuesta de la perturbación del saber que introduce en la modernidad; nos limitamos a algunas señales que encontramos en La gaya ciencia, expresión de una existencia y pensamiento excepcionales, que en su soledad aprendió a pensar desde su sobria abundancia”.

Al hablar acerca del significado del juicio sintético a priori, Enrique Serrano, filósofo de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, comentó: “Kant sostiene que la tarea propia de la razón pura se condensa en una pregunta básica: ¿Cómo son posibles los juicios sintéticos a priori?; es evidente, por tanto, que la comprensión de su sistema filosófico requiera de una respuesta clara a esta interrogante”.

De acuerdo con Kant, prosiguió, no hay duda de que nuestro conocimiento comienza con la experiencia, sustenta su epistemología en la tesis de que hay una diferencia cualitativa entre sensibilidad y entendimiento que se manifiesta en la forma de los juicios. “La gran enseñanza del juicio sintético a priori es que no debe pensarse en términos de sustancias, sino de relaciones”.

aca10_tira2

Espacio de fortalecimiento

En la segunda parte del coloquio, en la Facultad de Ciencias, la titular de esa entidad, Rosaura Ruiz, dijo que los conferenciantes, un grupo de expertos y especialistas de diversas áreas del conocimiento, “lograrán satisfacer nuestras reflexiones, que avivarán el interés y voluntad por continuar la investigación, discusión y deliberación en torno a pensar la realidad de las muchas formas que tenemos de aproximarnos a ello”.

En su mensaje, leído por Serur, refirió que este encuentro constituye un espacio que promueve el fortalecimiento y surgimiento de nuevas formas en que se dan nuestros saberes y ayuda a comprender mejor los modos en que se han sintonizado los avances de las diversas fuentes del pensamiento, sin dejar de andar sobre sus cauces específicos, pero hacia un nuevo horizonte.

Vittoria Borsò, catedrática emérita de filología española, francesa e italiana en la Universidad de Heinrich Heinze de Düsseldorf, cuestionó: “Cómo puede la literatura pensar otros mundos que interrumpen el a priori del ethos realista, que sería la necesidad de la realidad social; el ethos barroco justamente desrealiza la necesidad y destaca el imaginario de lo que nos parece, en especial bajo la presión capitalista neoliberal”.

En su intervención, El Saber Informado por la Estética: Estética y Política del Ethos Barroco, aseveró que lo posible puede ser un planteamiento que en la literatura “nos da por el imaginario, de manera que desrealiza este a priori a un planteamiento que puede contribuir no sólo a criticar, sino también a imaginar mundos distintos”.

Narrativa

Norma Klahn, profesora de literatura y estudios culturales de la Universidad de California, en Santa Cruz, expuso el tema De la Vocación Contestataria de la Narrativa. En 1992, recordó, apareció el libro Llanto, de Carmen Boullosa, “un diálogo en conmemoración de los 500 años de la Conquista. Vuelve la imagen poderosa de la Ciudad de México Tenochtitlan para concluir, a través del entramado que el pasado, representado en la aparición corpórea de Moctezuma, es irrecuperable, aunque sigue persistente como ausencia presente”.

Se trata de dos tiempos en tensión colapsados en el imaginario nacional, procurando reconocer identidades e identificaciones, espacio que colapsa dos temporalidades, pugna entre dos lógicas de vivir el mundo que buscan, diría Bolívar Echeverría, ser modernos por cuenta propia, abundó Klahn en su charla.

aca10_tira3

La Escuela de Frankfurt

Al ofrecer la conferencia magistral La Escuela de Frankfurt: una Mirada desde las Epistemologías del Sur, Boaventura de Sousa Santos, profesor de la portuguesa Universidad de Coimbra, consideró que al leer a los grandes teóricos de diversas épocas siempre deben verse sus límites, potencialidades y cómo han enfrentado los desafíos de su tiempo y los actuales.

Hay que continuar el pensamiento crítico de una forma creativa y no basados en las posturas dogmáticas que a veces surgen y que no benefician al autor ni a quien lo interpreta, expresó el doctor en sociología del derecho por la Universidad de Yale.

En ese contexto, aseveró que la política en nuestro tiempo es epistemológica; por eso, para protestarla debemos producir e inventar una forma filosófica de tratar el conocimiento sin soslayar al gobierno ni la organización de las sociedades.

Es el reto del Sur, pero, ¿dónde entra la Escuela de Frankfurt? Nunca como ahora urge una pluralidad de pensamientos críticos y propositivos. Es necesario ponderar qué pasa actualmente, pero requerimos opciones, apuntó.

Entonces ¿hay o no epistemologías o tenemos una que es ciega? La corriente eurocéntrica considera que no existen opciones y que el neoliberalismo ha destruido toda posibilidad de disponer de alguna. “Sí las hay, pero nuestro pensamiento no nos permite verlas, darles crédito, ampliarlas, juntarlas y profundizar en su significado”, sostuvo.

Por ello, la Escuela de Frankfurt parte de esta inquietud, pues en ese entonces la teoría crítica ya estaba alejada de la práctica, lo que motivó a buscar otras epistemologías, concluyó.