Pictomonolito

Restauración de La humanidad hoy, en la FES Acatlán

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Obra plástica de Roberto Roque Manríquez e icono de esta unidad multidisciplinaria

15 de febrero de 2016

La comunidad de la FES Acatlán presenció la entrega formal de los trabajos de restauración de la obra La humanidad hoy, del artista plástico Roberto Roque Manríquez, icono de esta unidad multidisciplinaria.

En la ceremonia, José Alejandro Salcedo Aquino, director de la FES, subrayó: “Era vital presentar esta pieza, tesoro cultural que se ha constituido en un referente identitario y estético de nuestra entidad académica”.

Recordó que este patrimonio que tiene bajo su resguardo la UNAM es el segundo más importante del país, después del acervo federal, por lo que para la intervención de la obra fue necesario el respaldo del Patronato Universitario, que autorizó el apoyo del Fondo para el Fortalecimiento del Acervo Cultural de la Universidad.

Dijo que este proceso implicó mucha disposición y habilidades para resolver temas que parecían infranqueables; sin embargo, el resultado queda a la vista y emociona el renacer esplendoroso de esta obra que ha sido testigo de cambios institucionales y ha apadrinado a diversas generaciones de Acatlán.

cult14_princ

Un tesoro cultural. Foto: cortesía FES Acatlán.

“En este mural envolvente se han fraguado sueños, vivido inmensas alegrías, se han tejido incluso historias fantásticas. Lo innegable es que La humanidad hoy es nuestra, es de todos ustedes”, expresó.

Argumentó: “Las imágenes plasmadas en ella nos seducen y hacen reflexionar sobre el papel en el presente y en el futuro; sus colores simbolizan la diversidad de nuestra Facultad con diferentes intensidades y tonalidades; invitan a mirar hacia adelante y alcanzar mayores objetivos de desarrollo cultural, humanístico, científico y tecnológico”.

En su momento, Roberto Roque agradeció el respeto y el amor con que la comunidad universitaria recibió su trabajo, así como a todos los que hicieron posible que se materializara esta intervención para que el pictomonolito recobrara vida.

En el proceso de restauración resaltó la colaboración de los alumnos de servicio social Cristina Victoria Sánchez y Raúl Francisco Fernández, de Diseño Gráfico, así como de Adrián Prado Torres, Adriana Jiménez Solares, Gustavo Islas Jiménez, Miguel Ángel Moreno García y Raúl Carrasco, de Arquitectura.

67 toneladas

En 1984, desde la avenida Luis Cabrera se trasladó una andesita de más de 67 toneladas; esta maniobra fue un suceso que llamó la atención de toda la comunidad por lo monumental de la piedra en la que se emplearon una grúa y se cerraron las vialidades aledañas.

El montaje y la pintura tardaron varios años, y en 1996 fue cuando se inauguró La humanidad hoy, mural envolvente que se divide en cuatro caras, en las que el autor envía los mensajes de recuperar el pasado y que el hombre debe integrarse a la naturaleza para evitar la depredación del ambiente y el holocausto.