Visita del Premio Nobel de la Paz 1980

En México, crímenes de lesa humanidad

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Las universidades, espacios para compartir trabajo, pensamiento y conocimiento, señaló Adolfo Pérez

Leonardo Frías, 18 de abril de 2016

aca7_princ

Como un caminante de la palabra, así ejerció el diálogo Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980, con el privilegio de la cadena hablada.

Ante decenas de estudiantes universitarios, reunidos en el Auditorio Pablo González Casanova de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, el profesor extraordinario de esa entidad desde el 5 de diciembre de 2014 expuso que actualmente en México ocurren crímenes de lesa humanidad.

“Nos duele lo que pasa en este país. El secuestro y la desaparición de personas están declarados por la ONU, desde 1981, como crímenes de lesa humanidad, y éstos no prescriben. Por ello, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos investiga, pues mientras haya impunidad jurídica, continuarán cometiéndose estos actos”, afirmó.

Conquista de los pueblos

Al dictar la conferencia magistral Los Pueblos Latinoamericanos y sus Experiencias de Resistencia, subrayó que la paz no es una ausencia de conflicto y no se regala; es una conquista de los pueblos.

Éstos no pueden ser agentes pasivos, si no, serán dominados por el sistema; no hay situación más contraria que la paz y la pasividad. No deben tener miedo a la política, se puede ser político sin convertirse en partidario. Lo peor que podemos hacer es ser indiferentes y cerrarnos a las luchas sociales, apuntó.

Por lo anterior, consideró que las universidades deben ser espacios para la crítica, para compartir el pensamiento, el conocimiento y el trabajo; no obstante, reconoció que en la educación también se ha implementado la violencia.

“Más de 85 por ciento de las películas que se hacen públicas son violentas, y la mayoría son estadunidenses; no es casualidad, es una imposición. Por eso hay que desarmar la conciencia armada”, remarcó.

aca7_tira1

Fotos: Francisco Parra.

Optimista

Pérez Esquivel, quien se asume como seguidor de Martin Luther King y Gandhi, ha caminado por los cinco continentes y por cada rincón de América Latina. Tuvo un acercamiento con el líder sudafricano Nelson Mandela, y refrendó que hoy en día hay muchos holocaustos en la humanidad. “No nos engañemos, ¿de qué paz y democracia hablamos ahora?, ¿al mundo le importa la lágrima de los oprimidos? Ésta debe ser una lucha compartida y urge repensar las sociedades que tenemos y hacia dónde va la humanidad”.

Tras cien minutos de charla, el Nobel de la Paz 1980 dijo que debe modificarse el modelo de consumo actual porque hay muchas necesidades artificiales. “Tenemos que repensar ya el contrato social para la humanidad”.