Reconoce la UNAM a académicos con 50 años de trabajo profesional

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Galardonó también a cuatro eméritos, dos exintegrantes de la Junta de Gobierno y un patrono que concluyó su función

Mirtha Hernández, 16 de mayo de 2016

En el marco del Día del Maestro, la UNAM reconoció a 59 académicos con más de 50 años de labor docente, así como a los profesores e investigadores eméritos Jorge Daniel Carlos Cantó Illa, Alejandro Frank Hoeflich, Serafín Joel Mercado Doménech y Rachel Mata Essayag.

También, entregó reconocimientos a los integrantes de la Junta de Gobierno: Eduardo Antonio Chávez Silva y Luis Alberto Zarco Quintero, quienes concluyeron su encargo, así como a José Meljem Moctezuma, quien terminó sus funciones en el Patronato Universitario.

com4_princ

En nombre de la Universidad, la abogada general Mónica González Contró agradeció el trabajo constante, paciente y honesto de los maestros que, dijo, contribuye al bien común y es una forma en la que la UNAM retorna al país lo mucho que ha recibido de éste.

Su labor, subrayó, es aún más importante en el mundo globalizado, donde los jóvenes tienen diferentes significados de las fronteras; los avances tecnológicos han traído nuevas marginaciones y, adicionalmente, en la nación hay pérdida de credibilidad en las instituciones, debilitamiento del estado de derecho, inseguridad y corrupción.

“En estas circunstancias se torna más complejo el trabajo del docente, pero también más estimulante. En la educación está el poder transformador de la sociedad; en el conocimiento, las ciencias, las humanidades, la cultura y las artes podemos encontrar las claves para el progreso, así como para la sana y respetuosa convivencia humana”, manifestó González Contró.

La Universidad, por medio de sus maestros, agregó, está llamada a transmitir que la relación humana no está en el poseer sino en aportar a nuestro tiempo lo mejor de nuestras capacidades y ser constructores de paz y esperanza.

Los eméritos

Por los profesores e investigadores eméritos, Rachel Mata Essayag, de la Facultad de Química, expresó que reciben las distinciones con la humildad de quien cree que sólo cumplió con su deber. Esta casa de estudios, añadió, les ha permitido comunicar y crear, y en el encuentro libre y directo con estudiantes y más docentes han generado conocimiento y progreso para México.

“Debe ser nuestro cometido continuar con la formación de profesionales exitosos, creativos, abiertos a la diversidad y nuevas ideas que persigan integrarse a una comunidad global y aporten conocimiento que beneficie a la sociedad”, resaltó en la Sala Miguel Covarrubias.

En tanto, Julio Alfonso Labastida Martín del Campo, del Instituto de Investigaciones Sociales, quien representó a los académicos con 50 años de labor docente, destacó que en este tiempo han adquirido una riqueza de experiencias; compartido momentos de tristeza, orgullo y emoción en la institución, la cual ha sabido superar sus dificultades y defender su autonomía para continuar con el cumplimiento de sus funciones sustantivas.

com4_tira1

La educación, el camino

Posteriormente, en la Unidad de Seminarios Doctor Ignacio Chávez, el rector Enrique Graue afirmó que la educación es el camino para que el mundo que es, y el que debería ser, se vuelvan uno mismo, y para ello los maestros son actores fundamentales.

Enseñar implica saber, disposición y vocación para transmitir, así como experiencia para guiar, dijo.

“Trascendemos al enseñar porque de las aulas, laboratorios o pasillos saldrán los profesionales, científicos, humanistas y ciudadanos que serán el futuro. Ustedes, con su vida, han labrado el futuro y, con ello, de alguna manera han tocado la eternidad, porque un maestro afecta la eternidad, nunca se sabrá dónde termina su influencia.”

Graue recordó al exrector Ignacio Chávez, quien señalaba que los muros de una institución se levantan rápido, los equipos se adquieren pronto, pero los profesores reclaman años de recia formación. La ceremonia del Día del Maestro, enfatizó, es una muestra de la gratitud que alumnos, académicos, trabajadores e investigadores tienen hacia los docentes por su trabajo y dedicación.

A ambos actos asistieron el presidente en turno de la Junta de Gobierno, José de Jesús Orozco Henríquez; la presidenta en turno del Patronato, María Elena Vázquez Nava; el secretario general de la Universidad, Leonardo Lomelí Vanegas, así como directores de facultades, escuelas, institutos y centros, además de familiares de los galardonados.

com4_tira2

Fotos: Benjamín Chaires, Francisco Parra, Fernando Velázquez y Juan Antonio López.