La UNAM impulsa su candidatura

La Mixteca Alta de Oaxaca, posible geoparque de la Unesco

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cumple con los requisitos; la región, habitada por el hombre desde hace cinco milenios

Michel Olguín, 23 de mayo de 2016

La UNAM, mediante el Instituto de Geografía, asesora, impulsa y coordina el proyecto de incorporar la Mixteca Alta de Oaxaca en la lista de Geoparques Globales de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (Unesco). En la moción participan entidades educativas y autoridades estatales y municipales, así como la población en general (maestros, hoteleros, restauranteros y transportistas).

José Luis Palacio Prieto, investigador de la instancia universitaria, refirió que el proceso para ingresar se puso en marcha en noviembre de 2015 y actualmente la propuesta es evaluada por expertos internacionales. Los resultados se publicarán entre septiembre de 2016 y abril de 2017; de lograr la aceptación, sería el tercer sitio de América Latina con el aval (ya lo tienen el brasileño de Araripe y el uruguayo de Grutas del Palacio).

aca7_princ

Foto:cortesía de José Luis Palacio.

Características únicas

Para la Unesco, un geoparque es un territorio con límites definidos, una superficie suficientemente grande como para permitir el desarrollo económico local, y posee enclaves representativos no sólo por su patrimonio geológico (geositios) y paleontológico, sino también por su interés arqueológico, ecológico, histórico y cultural.

La Mixteca Alta dispone de estas características, pues sus paisajes se derivan de la erosión y son resultado de la interacción entre sociedad y naturaleza durante al menos cuatro mil años. De hecho, estudios en curso han corroborado presencia humana desde hace cinco milenios.

Ese impacto se aprecia en la vegetación de las zonas planas, porque la endémica fue removida para abrir tierras y producir alimentos que resultaron insuficientes, por lo que los pobladores comenzaron a plantar en pendientes pronunciadas.

Ante ese escenario adverso, los habitantes instrumentaron técnicas agrícolas innovadoras como terrazas y, en particular, lama-bordos (los más antiguos datan de hace tres mil 600 años) que permitieron disponer de más sembradíos, pues aprovechaban que las piedras del área eran poco duras y susceptibles a la erosión, lo que transportaba sedimentos acumulados en estas plataformas de cultivo.

“Esto es un buen ejemplo de la relación entre geología, producción de comestibles y asentamientos. El crecimiento poblacional, la demanda por alimentos, el uso intensivo de la tierra con fines agrícolas y las condiciones geológicas explican el estado actual de la Mixteca, un lugar único con potencial geoturístico y educativo capaz de contribuir al avance social y económico de la región”, subrayó.

La Primera Conferencia Internacional de Geoparques se realizó en 2004 en Pekín, China, con el propósito de promover una red global auspiciada por la Unesco, que incluyó 17 espacios europeos y ocho chinos. A más de una década de su fundación, ésta cuenta con 120 en 32 países de los cinco continentes (la mayoría en Europa y en el gigante asiático).