Investigadora de Astronomía

Maritza Lara-López, Beca para Mujeres en la Ciencia

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Su tarea está enfocada a la evolución de la metalicidad de las galaxias

Leticia Olvera, 30 de mayo de 2016

Maritza Arlene Lara-López es investigadora del Instituto de Astronomía y, sin duda, la astrónoma mexicana más joven de esa entidad. A sus 33 años ya cuenta con estudios posdoctorales en Astrofísica y por su proyecto sobre la evolución de las galaxias obtuvo la Beca para las Mujeres en la Ciencia L’Oréal-Unesco-Conacyt- AMC 2016.

Con este apoyo, continuará con la observación de cientos de espectros de galaxias cercanas para contar con una muestra estadísticamente significativa.

com3_princ

“Así tendré información que se complementará con datos recibidos en otras longitudes de onda para establecer los mecanismos responsables de la formación y desarrollo de éstas”, indicó.

Desde la maestría se enfoca a la evolución de la metalicidad de las galaxias y por metales entiende aquellos elementos más pesados que el hidrógeno y el helio, como el oxígeno y el nitrógeno. De hecho, analiza la abundancia del primero en ellas, pues así se sabrá cuántas veces las estrellas han procesado su gas, precisó.

Hizo dos posdoctorados en el Observatorio Astronómico Australiano en Sídney: uno fue de un año y después recibió una Super Science Fellowship de tres. En este lapso trabajó en otro gran sondeo de galaxias y ello sirvió para reunir información espectroscópica de más de 300 mil, apuntó Lara-López.

Aunque continuó con este tema, quiere complementarlo con el estudio de las propiedades internas de éstas y tomar los datos referidos para ver qué las hace evolucionar desde dentro.

“Esta propuesta se encuentra en fase inicial; aún me resta mucho por hacer en el Observatorio McDonald de Texas y la beca me servirá para ello; además, daré una subvención a un joven de licenciatura para que trabaje con lo obtenido. Esta labor sólo puede realizarse en grandes grupos de investigación, de ahí que con frecuencia se integren equipos de especialistas de otros países; aún colaboro con científicos de España y Australia”, refirió.

Sin descanso

Ella es egresada de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Al terminar la licenciatura en Física, el Conacyt le concedió un estipendio de cinco años para cursar la maestría y el doctorado en el Instituto de Astrofísica de Canarias, en Tenerife, España.

“Después me fui a Australia y poco antes de terminar el posdoctorado apliqué para ingresar al Instituto de Astronomía como investigadora. Casi no he tenido descansos; a eso se deben tantos logros en tan corto tiempo.”

Aunque salió al extranjero a buscar más experiencia, siempre tuvo en la cabeza regresar pues el Instituto es uno de los mejores de la nación: “Aquí se desarrollan grandes proyectos, tienen el Observatorio en San Pedro Mártir y hay apoyo para la investigación, tanto dentro de la UNAM como nacionalmente”, enfatizó.

“Es crucial que haya organismos y empresas interesados en impulsar la carrera de expertas jóvenes en cualquier área. Las grandes ideas y desarrollos pueden venir de mujeres y para que la ciencia avance no podemos dejar de respaldar al sector. Por todo esto, es un orgullo haber obtenido esta beca”, concluyó Lara-López.