Escuchar también es leer

Encuentro de arte y poesía sonoros

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Jorge Luis Tercero, 28 de julio de 2016

Pretendemos repensar lo sonoro como una noción de legibilidad, como la apuesta de que el sonido también se lee a distintos niveles, como un elemento que puede vincularse con otras esferas; en pocas palabras, asumir que escuchar también es leer.

Así definieron María Andrea Giovine y Cinthya García Leyva, del Laboratorio de Literaturas Extendidas y Otras Materialidades, el propósito del Primer Encuentro Archivos de Poesía y Arte Sonoro en México que se realizó en la Sala Julio Bracho del Centro Cultural Universitario.

En colaboración con el Programa de Fomento a la Lectura Universo de Letras de la Coordinación de Difusión Cultural, son las organizadoras del encuentro que forma parte del programa artístico y académico Poética Sonora-México 2016.

cult18_princ

La primera mesa, en la Sala Julio Bracho.

Escena nacional

Es su primera etapa, e inició con un diálogo entre el público y la comunidad cercana al arte experimental, con especialistas que discutieron temáticas fundamentales de la escena nacional.

Antes de iniciar las mesas de discusión, Anel Pérez, secretaria técnica de Vinculación, celebró encuentros como éste, donde las nuevas formas de leer y escuchar lo poético logran vincularse con las tradicionales.

También señaló que por medio de plataformas de investigación como LLEOM puede comprenderse la evolución de esa forma de comunicación que en algún momento se llamó literatura, y que ahora regresa a nosotros como lecturas expandidas, “algo que sin duda transgrede a las maneras de leer que muchos de nosotros aprendimos en soportes tradicionales”.

En la primera mesa ¿Cómo se Gestiona un Archivo Sonoro? la académica Susana González Aktories abrió el diálogo. César Espinosa recordó momentos de las 10 ediciones de la Bienal Internacional de Poesía Visual-Experimental, que ayudó a coordinar de 1985 a 2009 y donde además convivieron importantes colectivos como el grupo Proceso Pentágono.

El artista Tito Rivas habló del significado de los archivos sonoros como un patrimonio menos solemne que se expresa por los medios audiovisuales. Reflexionó también sobre sus limitaciones: “La idea de tenerlos en Internet o en los discos duros genera una cierta desidia, pero habrá que pujar por ese más allá y convertirlos de nuevo en energía”.

Julieta Giménez Cacho se refirió al proyecto Poesía en Voz Alta que se efectúa en el recinto que dirige, Casa del Lago, y destacó que desde el año pasado lograron la colaboración de Radio UNAM para crear cápsulas de la historia del festival.

Damián Romero, integrante del Festival Mutek MX mencionó la relevancia de los archivos como elementos que intervienen en la construcción de unos nuevos, por ejemplo la creación de música electrónica en donde una colección de la fonoteca puede desempeñar un papel crucial en estas nuevas formas de composición, y el famoso sample, lo que antes era impensable, hoy se hace, y eso está rompiendo muchas fronteras.

En la segunda mesa, titulada Públicos en Tránsito, Públicos en Red: la Escena del Arte Sonoro y la Música Experimental en México Desde sus Audiencias, intervinieron el curador David Miranda; Dulce Huet, de Radio UNAM; Mirna Castro, de Grafofonía, y Alfonso Muriedas, del Festival Nrmal-NODO.

En esta actividad, moderada por María Andrea Giovine, Alfonso Muriedas dijo que no hay que crear ni formar a un público para el arte sonoro, sino tender un puente de comunicación para conectar con los escuchas.

En Prácticas de Escucha Activa, moderada por Cinthya García Leyva, estuvieron Guillermo Santamarina, Marco Morales, José Wolffer y Rogelio Sosa. La discusión sobre los trabajos sonoros quedan registrados en soportes y la experimentación que sólo sobrevive en la memoria del escucha fueron temas centrales en esta mesa.

Para cerrar, tocó el turno al Live Performance a cargo del mexicano Gudinni Cortina, quien a partir de unas hojas en braille generó una resonancia acústica.

En el encuentro también participaron Myrna Ortega, Romina Cazón, Narciza Contreras, Rode Emidely Jaquez, Manuel Rocha, Tania Aedo, Rocío Cerón y Enrique Arriaga, así como los moderadores Roberto Cruz Arzabal y Aurelio Meza.

cult18_tira1

Participantes en la segunda sesión. Fotos: Frida Armemnta.