etiqueta_efemeride
21 de octubre, Día Mundial del Ahorro Energético

Eficiencia energética, mejor que ahorro de energía

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Además del beneficio económico, hay un impacto ambiental importante: Augusto Sánchez, de Ingeniería

Leticia Olvera, 24 de octubre de 2016

aca8_princ

Alargar la vida de los recursos naturales, una de las ventajas.

El ahorro de energía eléctrica no sólo implica cambiar focos o apagarlos; hacen falta acciones más eficientes como campañas permanentes mediante las cuales la gente tome conciencia de la importancia económica y ambiental de hacer un uso óptimo de este recurso, planteó Augusto Sánchez Cifuentes, académico de la Facultad de Ingeniería.

“Si bien el ahorro trata de disminuir el consumo, lo mejor es buscar la eficiencia energética: usar la energía pero consumiendo menos”, resaltó.

Mayor conciencia

En entrevista realizada con motivo del Día Mundial del Ahorro Energético, que se celebró el pasado 21 de octubre, indicó que aunque sí se ha avanzado en este campo, es necesario que haya un poco más de reflexión sobre lo que esto significa y los beneficios que aporta.

La eficiencia energética tiene otras vertientes además del ahorro económico: el impacto ambiental. Casi 90 por ciento de nuestra energía proviene de quemar combustibles fósiles, de modo que cada kilovatio hora que se disminuye equivale a quemar menos combustible, por lo tanto se generan menos emisiones y alargamos la vida de nuestros recursos naturales, enfatizó el especialista en uso eficiente de fuentes renovables.

De hecho, precisó, la vertiente ambiental es la que en realidad ha generado que se tome más conciencia sobre este problema que el ahorro de energía como tal, porque es innegable que actualmente toda la población mundial siente de una manera u otra los efectos del cambio climático.

Conmemoración

Al hablar sobre la conmemoración, aseguró que este día debe servir para permear en la sociedad las ventajas de reducir el consumo de energía eléctrica, no sólo en el ámbito personal sino también global.

Subrayó que en las instalaciones de la UNAM se ha mejorado mucho en este punto, “aunque falta por hacer, porque no todo es cambiar lámparas; deben hacerse más campañas permanentes de concientización”.

Además, desde esta institución se impulsa la formación de recursos humanos en esta área porque en los próximos años se necesitarán más especialistas. La UNAM cuenta con un posgrado en Energía y una especialidad en Ahorro y uso de energía, concluyó.

MEDIDAS

Para una mejor utilización de la energía eléctrica, se debe apagar lo que no se usa y emplear la cantidad que realmente se necesita.

Cada vez hay sistemas más eficientes para aprovechar la energía: motores de autos, lámparas, computadoras, refrigeradores o sistemas de construcción. También pueden emplearse materiales cuya elaboración requiera de menor energía.

Tal vez el impacto no lo vea la gente de manera individual, pero globalmente podrían ser formas de contribuir a reducir la curva de demanda de este recurso energético.