Encuentro científico para evaluar riesgos

Cultivos transgénicos, 20 años de debate académico

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El evento se realizó en la Facultad de Ciencias; la ingeniería genética festeja cuatro décadas

Patricia López, 05 de diciembre de 2016

aca10_princ

Los intereses corporativos globales han impactado
y sesgado el quehacer científico, lo que pone en riesgo
a la ciencia como un campo social.

Para evaluar los riesgos que se enfrentan a 20 años de los cultivos genéticamente modificados en diversas partes del mundo, un grupo de académicos de varios países, distinguidos por combinar un sólido rigor académico con una profunda preocupación social, se reunieron en la Facultad de Ciencias en el evento Balance: 20 Años de Cultivos Genéticamente Modificados y 40 años de Ingeniería Genética.

La reunión, celebrada en el Auditorio Yelizcalli, busca generar una propuesta para la bienal de la Conferencia de las Partes (COP) del Protocolo de Cartagena en Bioseguridad, informó Elena Álvarez- Buylla Roces, académica del Instituto de Ecología.

Participaron cuatro organizaciones académicas: la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS), la Third World Network, la European Network of Scientists for Social and Environmental Responsibility y la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad y la Naturaleza de América Latina.

Panorama preocupante

Esas cuatro redes de científicos críticos de todo el orbe proponen reflexionar a fondo y que su quehacer coadyuve a contrarrestar la actual situación nacional e internacional caracterizada por una crisis ambiental y social sin precedentes; una inequidad socioeconómica que no cesa de profundizarse; una mayor brecha tecnológica y un creciente ejercicio del poder mediante la violencia.

También, por una incapacidad para resolver los problemas sociales de manera racional y pacífica; un aumento del uso del conocimiento científico y tecnológico para fines bélicos y para satisfacer los intereses económicos de las grandes corporaciones multinacionales; y una tendencia al alza para privatizar las entidades públicas de investigación y educación superior, explicó Álvarez- Buylla, presidenta de la UCCS y una de las organizadoras.

Ciencia al servicio del mercado

Esos grupos consideran que se debe reflexionar y emitir opiniones fundadas sobre las tecnologías que han permitido la transformación irresponsable de la vida a un nivel profundo con implicaciones impredecibles y algunas posiblemente irreversibles.

De particular interés es el análisis de los impactos de esos desarrollos sobre los campesinos, las comunidades, la salud y el ambiente. Se resalta la dispersión sin control de transgenes y organismos genéticamente modificados (OGMs), agregó Álvarez-Buylla.

La doctora en Ecología, especialista en genética molecular, desarrollo y evolución de las plantas consideró que estamos ante un momento clave para la bioseguridad y la diversidad biológica y cultural del mundo.

“La internalización de la ciencia a la lógica de los mercados globales ha implicado cambios profundos, dando lugar al avance de tecnologías que se utilizan globalmente. Estamos hablando de ciencia aplicada sin ciencia básica, trastocando la secuencia temporal normal de las aplicaciones científicas en siglos pasados”, señaló.

De este modo, opinó, los intereses corporativos globales han impactado y sesgado el quehacer científico, lo que está poniendo en riesgo a la ciencia como un campo social.

El seminario inició con la convicción de que el quehacer científico debe desarrollarse de una manera éticamente responsable y con un claro compromiso con la sociedad y el ambiente, privilegiando los principios de sustentabilidad, equidad, democracia y justicia.