Transformación del PUEG

Nace el Centro de Investigaciones y Estudios de Género

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Fortalecerá las indagaciones en la materia que se realizan en la Universidad Nacional, el país y Latinoamérica

Mirtha Hernández, 05 de enero de 2017

Ana Buquet Corleto.

Por unanimidad, el pleno del Consejo Universitario aprobó la transformación del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) en Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG), que impulsará el conocimiento teórico y aplicado en este ámbito, desde un enfoque interdisciplinario.

La propuesta contó con las opiniones favorables de la Comisión de Trabajo Académico, del Consejo Técnico de Humanidades y de los consejos académicos de las Áreas de las Ciencias Sociales, de las Humanidades y las Artes.

“La necesidad de crear el Centro de Investigaciones y Estudios de Género se funda en el objetivo de institucionalizar este campo en nuestra Universidad, de manera que los esfuerzos por desarrollar este tipo de conocimiento no dependan de la voluntad y el interés individual o colectivo, o de coyunturas especiales, sino de una estructura que prevalezca más allá de circunstancias contingentes”, indica el dictamen en apoyo de su creación.

Evolución

La evolución del PUEG en Centro, agrega, abre la posibilidad de fortalecer y promover en la UNAM, en el país y en Latinoamérica los estudios de género, además de consolidar el estatus académico de estas investigaciones desarrolladas por más de 25 años en esta casa de estudios y en la nación.

También se expone que internacionalmente se han emitido diversos acuerdos en favor del avance de las mujeres en el mundo (en México se han traducido en normas) y el surgimiento de instituciones y políticas por la igualdad de oportunidades para ese género y su no discriminación.

Ante este escenario, es indispensable formar recursos humanos especializados que apliquen acciones a las que obligan dichas normatividades, así como para diseñar y ejecutar políticas públicas dirigidas a combatir la desigualdad de género.

Asimismo, se requiere formar investigadores que contribuyan a enfrentar problemas como la violencia contra ellas, las resistencias a su participación política, su desventaja estructural en el mercado laboral, las dificultades en el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos, entre otros aspectos.

Avances

El proyecto destaca que esta casa de estudios ha avanzado al impulsar el trabajo académico del PUEG, crear la Comisión Especial de Equidad de Género del Consejo Universitario y publicar los Lineamientos Generales para la Igualdad de Género en la UNAM, el Acuerdo por el que se Establecen Políticas Institucionales para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de Casos de Violencia de Género en la UNAM, así como con el Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género en la UNAM.

Finalmente, el Consejo Universitario aprobó modificar el artículo 25 del Estatuto General de la Universidad, para incorporar al nombre de la Comisión de Incorporación y Revalidación de Estudios la addenda “y de Títulos y Grados”.

CONTRIBUIRÁ A RESOLVER ASIMETRÍAS ENTRE HOMBRES Y MUJERES

El Centro de Investigaciones y Estudios de Género consolidará los análisis y propuestas que ayuden a enfrentar los desafíos económicos, políticos y culturales, planteados por las asimetrías en la distribución del poder material y simbólico entre hombres y mujeres.

Así lo afirmó Ana Buquet Corleto, directora del Programa Universitario de Estudios de Género, que el Consejo Universitario aprobó transformar en CIEG, y con el cual reafirma su responsabilidad como agente sustantivo en la transformación del país y la sociedad en general. “Al convertir al PUEG en Centro, la UNAM reconoce y fortalece la revolución epistemológica que ha significado la presencia de la mujer como sujeto de conocimiento y como sujeto capaz de crear conocimiento. Admite también la relevancia de los estudios de género como un campo distinto y autónomo, con desarrollos teóricos y metodológicos propios”, dijo la especialista en estudios de género y sexualidad.

Explicó que las desigualdades entre ambos géneros son tan profundas y persistentes que con mucha frecuencia las interpretamos como si fueran naturales. Históricamente, prosiguió, las mujeres en el planeta, en todos los espacios y en todos los momentos, han tenido menos riqueza, poder, saber y menor posibilidad de desarrollo, lo que se ha llegado a ver como algo inexorable. Por ello destacó la creación del CIEG, que recoge el trabajo realizado por el PUEG durante 25 años y es legado del esfuerzo e inteligencia de una gran cantidad de mujeres, académicas y feministas de esta institución.

Los estudios de género, concluyó la doctora en Sociología, forman parte sustantiva del capital académico de las universidades más importantes del mundo. Por ello, la fundación del CIEG posiciona a la UNAM a la par de éstas y reafirma su liderazgo como la entidad de educación superior que va en la vanguardia en México y América Latina.