Pensamientos sin fin

Diversidad de propuestas en la fiesta del teatro universitario

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Incluye una veintena de puestas en escena creadas por estudiantes y profesionales

Mina Santiago, 16 de febrero de 2017

En la explanada del Centro Cultural Universitario una multitud se congrega alrededor de bailarines que portan unas campanas metálicas en la cabeza, se trata de Lostheultramar, un proyecto que propone rescatar la arqueología humana en varios sentidos: compartir, confrontar y establecer el diálogo de todo ser con respecto al otro.

Con esta presentación dio inicio la XXIV edición del Festival Internacional de Teatro Universitario (FITU) que este año incluye una veintena de obras creadas por estudiantes y profesionales; la presentación de montajes internacionales en colaboración con la Universidad de Buenos Aires, Argentina, además de una amplia oferta académica que comprende talleres, conferencias, mesas redondas, un seminario y tres lecturas dramatizadas.

Desaire de elevadores, dirigida por Francisco Granados. Foto: Verónica Rosales.

Crear conciencia

En el Teatro de Emergencia del Colegio de Bachilleres Plantel 4 Lázaro Cárdenas, los jóvenes han encontrado un espacio para la creación y la reflexión social. Recientemente montaron Lamentos de viento, una dura propuesta que plantea la violencia hacia la mujer y que busca crear conciencia de la problemática. Este trabajo compite por el reconocimiento a mejor obra realizada por estudiantes de bachillerato dentro del FITU.

La idea de llevar este tema a escena fue de las chicas que integran el Teatro de Emergencia, relató Nesli Segundo, una de las actrices que apenas cuenta con 19 años, pero dijo que le parece relevante lanzar cuestionamientos sobre la situación violenta y sensible por la que atraviesan las mujeres. “Nos cuestionamos por qué pasan estas cosas que leemos en el periódico y vemos en la televisión de forma cotidiana. Y aunque creímos que sería arriesgado, quisimos hacerlo”, aseguró Nesli, y contó cómo se realizó la investigación previa para el montaje de la pieza que, además, contiene textos de dramaturgos como Alejandro Román, Edgar Chías y Alberto Villarreal.

Expresó que participar en el FITU es muy importante para el equipo, pues se han comprometido de forma intensa con este proyecto. “Generalmente ensayamos cuando terminan las clases. Nos demanda mucho tiempo en ensayos y funciones; el teatro es una disciplina que nos absorbe pero al mismo tiempo es reconfortante porque aprendes y conoces a muchas personas”.

La estudiante afirmó que a partir de esta experiencia le gustaría meterse de lleno en ese mundo, ya sea actuando, escribiendo o dirigiendo. Aunque sus padres no han querido ver Lamentos de viento porque consideran que trata un tema fuerte, aceptan el camino que escogió y lo respetan.

Y como se pudrió… Blancanieves. Fotos: Julio López.

La vida de un adolescente

Otra de las obras que compiten en la categoría de bachilleres es De la calle, una propuesta del Centro Universitario de Teatro. El joven de 19 años Héctor Marino es uno de los integrantes del elenco y presenta la vida de un adolescente de la calle llamado Rufino, quien desea conocer a su padre y así es como comienza una odisea en compañía de su amigo el Cero.

Héctor, quien interpreta el personaje de Cero, explicó que la pieza contiene una mirada social, y sostuvo que esta es la forma en que concibe el teatro, pues refleja las problemáticas que se viven en el país. El joven tuvo su primer acercamiento con esta disciplina cuando era niño y ahora se debate entre ser piloto aviador como su papá, o elegir una carrera teatral.

“Esta obra representó un gran reto para todos. Cuando iniciamos, éramos tres los que queríamos estudiar teatro, ahora somos más de la mitad”, explicó Héctor Marino quien describió como una oportunidad única ser parte del Festival Internacional de Teatro Universitario.

El domingo 17 de febrero en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, se darán a conocer a los ganadores. Para consultar el programa completo, visitar la página www.teatrounam.com.

En la tierra los corderos. Fotos: Aldo Xavier López.