Ganadores del bachillerato

Olímpicos del conocimiento

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Medallas y reconocimientos a 75 alumnos de Prepa y CCH que obtuvieron los primeros lugares en biología, filosofía, física, geografía, historia, literatura, matemáticas y química

Laura Romero, 16 de febrero de 2017

Con la realización de la Olimpiada Universitaria del Conocimiento, la Universidad Nacional cumple con un objetivo importante: elevar el rendimiento de sus alumnos y fomentar entre ellos la pasión por el saber. Así, refrenda su compromiso con una educación pública y gratuita de excelencia, afirmó Leonardo Lomelí Vanegas, secretario general.

Al presidir la ceremonia de premiación del certamen de bachillerato en su sexta edición, correspondiente a 2016, expuso que para esta institución ese nivel educativo es imprescindible y un espacio de mejora continua.

Por ello, las olimpiadas son un poderoso incentivo para la búsqueda de la excelencia académica. “En la medida que les demos continuidad y ampliemos el abanico de disciplinas que abarca, cumpliremos con uno de los propósitos más importantes trazados por la institución”.

Dijo que la Olimpiada ofrece la oportunidad de incentivar la excelencia académica en ocho ramas del conocimiento. Al mismo tiempo fomenta el estudio de algunas disciplinas científicas, de ciencias sociales y humanidades.

Foto: Francisco Parra.

La competencia, recordó, se organiza desde 2011 a convocatoria de la Secretaría de Atención a la Comunidad Universitaria y bajo la coordinación de la Dirección General de Orientación y Atención Educativa.

Álvaro Sánchez Crispín, investigador del Instituto de Geografía, en representación del Comité Organizador de la Olimpiada, expresó que esta edición culmina con la entrega de medallas y reconocimientos a 75 alumnos de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP) y del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) que obtuvieron los primeros lugares en biología, filosofía, física, geografía, historia, literatura, matemáticas y química.

Resaltó el esfuerzo de cada estudiante ganador. “Participaron porque les gusta el campo de la especialidad en la que compitieron y hoy se corona su esfuerzo sostenido”.

Ustedes, dijo a los jóvenes, son la parte medular de un futuro promisorio para México. “Felicidades también a sus padres, que los han apoyado, y a sus maestros”.

Competencia sana y noble

Rodrigo Alejandro Méndez Garduño, del CCH Sur y merecedor de medalla de oro en el área de filosofía, señaló que este concurso logra unir a cecehacheros y preparatorianos en una competencia académica sana y noble que los incita al trabajo y la dedicación con la promesa del triunfo. “Todos somos convocados pero sólo unos cuantos logramos una mejor versión de nosotros mismos por medio del estudio y la constancia”.

La UNAM es implacable y generosa al mismo tiempo; aquí no hay medias tintas. “Desde que entramos lo entendemos: el compromiso que adquirimos representando a esta casa de estudios ha sido incentivo suficiente para nosotros, y por eso estamos hoy aquí”.

Exhortó a sus compañeros a seguir por la línea del trabajo y el estudio. “En estos tiempos sombríos, los jóvenes no debemos perder la esperanza de creer que esa es la única verdaderamente confiable para alcanzar nuestros objetivos”.

Karen Mondragón Huerta, de la Prepa 4 y ganadora de medalla de oro en el área de física, refirió que este logro es el resultado del esfuerzo y dedicación invertidos, así como de la confianza depositada por los profesores en sus alumnos y “el apoyo que nos han dado, guiándonos en el estudio”. Demostraron que sus planteles tienen el nivel académico que hace grande a esta Universidad.

El camino para lograr esta hazaña fue distinto para cada uno. “En mi caso, comencé a ir a asesorías fuera del horario de clases para prepararme y estar lista para el examen; en el certamen anterior, lamentablemente esto no fue suficiente y no alcancé a llegar a la segunda etapa”, recordó.

Eso no fue impedimento para que Karen Mondragón se siguiera preparando y participara en la Olimpiada siguiente.

“Esta vez logré el primer lugar, y de forma simultánea, en la Olimpiada Metropolitana de Física, recibí medalla de oro, lo que me llevó a representar a la Ciudad de México en la Olimpiada Nacional de Física.”

A la premiación, efectuada en el Auditorio Alfonso Caso de Ciudad Universitaria, asistieron César Astudillo Reyes, secretario de Atención a la Comunidad Universitaria; Silvia Jurado Cuéllar y Jesús Salinas Herrera, directores generales de la ENP y el CCH, respectivamente; así como Germán Álvarez Díaz de León, director general de Orientación y Atención Educativa.