Enfrentarán a escuadras de todo el mundo

Alumnos de Ingeniería, en pos del PetroBowl Internacional

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Consideran que sus posibilidades de triunfar son muy altas, pues cuentan con los conocimientos y capacidad para ello

Gustavo Ayala, 20 de febrero de 2017

La final será en octubre, en San Antonio.

Luego de ganar la Copa Norteamericana de Ingeniería Petrolera PetroBowl 2017, en Denver, Colorado, alumnos de la Facultad de Ingeniería se preparan para participar en la competencia mundial, a celebrarse el 4 de octubre en San Antonio, Texas.

Los universitarios, que superaron a 24 instituciones de educación superior de Estados Unidos y Canadá, pronosticaron que conseguirán un excelente lugar en la próxima contienda, que reunirá a escuadras de Europa, Asia, África, el Caribe y Sudamérica.

La sexteta está integrada por Constanza García Sesin, Julio César Villanueva Alonso, César García Marmolejo, Enrique Ávila Torres, César Alberto Flores Ramírez y Marcos Emiliano López Jiménez, de sexto y octavo semestres de la carrera de Ingeniería Petrolera.

El capitán del equipo, Enrique Ávila, consideró que a diferencia de otras instituciones educativas no estadunidenses, la UNAM cuenta con una gran fortaleza mental. “Sabemos que nuestros contrincantes no son mejores, que tienen los mismos conocimientos que nosotros, e incluso que sabemos más que ellos. Eso nos ha dado una gran ventaja; estamos en una preparación continua y todo lo leemos en inglés”.

En ese sentido, César García mencionó que para tener éxito deben estudiar mucho. “Aunque todas las probabilidades estén en nuestra contra, la meta es obtener el primer sitio; no es imposible, las universidades de otros países no son de otro planeta, estamos muy motivados y vamos a luchar por conseguir el triunfo”.

Ernesto Magaña Arellano, entrenador del conjunto puma, recordó que las peores actuaciones que ha tenido la representación auriazul en la competencia mundial han sido novenos lugares, lo que es algo importante. “En 2012 se logró el segundo sitio y en 2015 el primero; es decir, nuestras posibilidades de triunfar son muy altas”.

Hoy en día, abundó, a la Universidad Nacional se le respeta. Se nota desde que las demás universidades arriban a la competencia. El equipo se ve muy bien. “Tenemos siete meses para lograr una buena preparación y llegar muy bien al certamen de Texas”.

Por su parte, Fernando Samaniego Verduzco, académico de la Facultad y asesor de la escuadra, dijo que la participación de la UNAM en esta justa se remonta a 2010. “Desde entonces hemos estado dentro de los primeros diez lugares, lo que es muy meritorio pues la Sociedad de Ingenieros Petroleros tiene más de 300 capítulos estudiantiles en el mundo. Además, nuestra casa de estudios es la única que ha ganado más de una vez la distinción del participante con el mayor número de puntos conseguidos al contestar preguntas. Lo logró en 2012 y en 2015”.

Foto: Francisco Parra.

Crecimiento personal y profesional

Magaña Arellano detalló que la competencia en la copa norteamericana se efectuó de manera muy rápida el 2 de febrero. Eran 24 conjuntos que se dividieron en cuatro grupos.

Los universitarios ganaron sus cinco rounds. Avanzaron los dos mejores de cada grupo a la fase de eliminación directa y ahí se dio cuenta de Oklahoma, Universidad de Tulsa y Texas A&M, para obtener el primer sitio.

Constanza García comentó que las preguntas son variadas y se tratan temas que van desde historia, geopolítica y yacimientos, hasta perforación y geología. Son asuntos muy generales de la industria del petróleo. Es un concurso complejo de preparar porque es necesario manejar mucha información en inglés; no se sabe qué van a preguntar.

“Como la única mujer del equipo no siento que haya diferencia con los hombres, porque todos nos enfrentamos a los mismos contrincantes. Esto nos ha permitido obtener crecimiento personal y profesional, así como establecer lo que significan la Facultad y la Universidad en el ámbito internacional.”

Por último, Samaniego Verduzco opinó que México tiene futuro como nación petrolera. “Los tiempos son complicados, los precios son bajos y la producción está estrictamente relacionada con exploración. Con los fondos que se destinen y con Pemex, seguramente se esperan mejores épocas”.