Mención honorífica

Alumno de origen mixe se tituló en Psicología

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Puso en práctica mapas de trabajo como estrategia de aprendizaje en niños de cuarto año de primaria

Diana Saavedra, 06 de marzo de 2017

El joven mixe Diego Ismael Espina González se tituló con mención honorífica como licenciado en Psicología. Apoyado desde que era alumno del CCH Oriente por el Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad (PUIC), a sus 22 años obtuvo el grado por la tesis “Mapas de trabajo como estrategia de aprendizaje en escolares de cuarto año bajo una perspectiva constructivista”.

Diego afirmó que más allá de los años que le ha llevado realizar sus estudios, esta labor no habría sido posible sin el PUIC, que además de darle un apoyo económico le ofreció tutorías y orientación para alcanzar sus metas.

Sus tutores lo estimularon para que durante su carrera no olvidara la vinculación con su comunidad, por lo que también desea estimular a sus amigos en Oaxaca para que, como él, no sólo se vayan de la entidad, sino que continúen estudiando.

“Una de las cosas que me gustaría promover entre los míos, e incluso en el estado, es la preservación de las lenguas originarias como parte básica de la formación de los niños. Sé que es un mundo globalizado y lo que buscamos es salir; pero apropiarse de un segundo idioma, en este caso el español, porque el primero es el mixe, permite tener habilidades de pensamiento más complejas como aprender inglés. Yo apostaría por la enseñanza y preservación de la lengua indígena.”

Diego Espina y Brenda Rodríguez. Foto: Víctor Hugo Sánchez.

Entre juegos y retos

Originario de Asunción Cacalotepec, Oaxaca, en la parte norte de la sierra mixe, Diego trabajó con Brenda Rodríguez Hinojosa atendiendo a un grupo de 25 niños de entre 9 y 10 años, a quienes enseñaron a elaborar mapas de trabajo para ayudarlos a aprender mejor los conceptos de las ciencias naturales.

Entre juegos, retos y la elaboración de carteles, ambos psicólogos revisaron contenidos sencillos como la importancia de las nuevas tecnologías y el ciclo del agua, entre otros, con el objetivo de que obtuvieran buenas calificaciones en el ciclo escolar.

Con ese método, los niños mejoraron su comprensión de conceptos científicos, que se manifestaba principalmente en compartir con sus compañeros lo aprendido, por lo que fueron felicitados por los profesores.