Terna para Biotecnología

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

13 de marzo de 2017

El Consejo Técnico de la Investigación Científica, reunido en sesión ordinaria, aprobó por unanimidad la terna de candidatos a la Dirección del Instituto de Biotecnología (IBt), la cual quedó integrada, en orden alfabético, por Alfredo Martínez Jiménez, Octavio Tonatiuh Ramírez Reivich y Claudia Lydia Treviño Santa Cruz.

Alfredo Martínez Jiménez

Realizó estudios de Ingeniería Bioquímica Industrial en la Universidad Autónoma Metropolitana, y de maestría y doctorado en Biotecnología en la Universidad Nacional Autónoma de México. Tuvo una estancia posdoctoral en el Departamento de Microbiología y Ciencias Celulares de la Universidad de Florida. Ha sido profesor visitante en la Universidad de Florida y en la Universidad de Rice, en Estados Unidos. Es Investigador Titular C Definitivo en el Departamento de Ingeniería Celular y Biocatálisis del Instituto de Biotecnología de la UNAM. Pertenece al PRIDE en su nivel D y al Sistema Nacional de Investigadores en el nivel III.

Ha hecho investigación en el escalamiento de procesos de fermentación y de recuperación y purificación de proteínas y productos biotecnológicos, alimenticios y farmacéuticos a nivel piloto. Realiza el desarrollo de procesos de fermentación, biología sintética e ingeniería de vías metabólicas con microorganismos (bacterias y microalgas) para la obtención de productos de interés industrial, a partir de residuos agroindustriales, con énfasis en sustitutos del petróleo: bioplásticos biodegradables (poli-hidroxibutiratos y polilactatos), y biocombustibles (etanol carburante, biohidrocarburos y biodiésel).

A la fecha ha publicado 83 artículos en revistas indizadas de prestigio internacional, nueve capítulos de libros y más de 40 publicaciones en español. Tiene más de 2,670 citas a sus trabajos y un índice H de 27 (de acuerdo a Research Gate). Es profesor en programas de posgrado. Ha sido responsable de cinco proyectos financiados por el Conacyt, tres por el PAPIIT, dos con financiamiento directo de compañías nacionales y tres con compañías por medio de los proyectos de estímulos a la innovación del Conacyt.

Ha dirigido 16 tesis de licenciatura, 11 de maestría y nueve de doctorado. Sus estudiantes de doctorado laboran como profesores en el Instituto Tecnológico de Veracruz y la Universidad Autónoma de Nuevo León; o como investigadores independientes en el Centro de Ciencias Genómicas, el Instituto de Enfermedades Respiratorias, la Universidad Autónoma de Guerrero y la Universidad Autónoma de Colima; y los graduados recientemente, como posdoctorantes en las Universidades de Florida, de Nebraska y en el Instituto Weizmann.

La editorial Elsevier lo reconoció en octubre de 2012 con el Premio Scopus al científico mexicano más citado en el área de Ciencias Agropecuarias y Biotecnología (Área VI del SNI-Conacyt). Cuenta con cuatro patentes nacionales otorgadas y tres aplicaciones, así como una patente otorgada en los Estados Unidos. Ha realizado trabajo de consultoría y coordinación de proyectos con tres compañías biotecnológicas de México. Es miembro activo de la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería, la Red Mexicana de Bioenergía, la Red Temática de Bioenergía, The Society of Industrial Microbiology y la American Society for Microbiology. Fue vicepresidente y presidente nacional de la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería. Es evaluador de proyectos de investigación del Conacyt y de una docena de revistas indizadas del área de biotecnología y biocombustibles. Es miembro del consejo editorial de la revista Applied and Environmental Microbiology y este año fue invitado a formar parte del comité editorial de la revista Bioenergy Research. Es Miembro Regular de la Academia Mexicana de Ciencias y fue presidente de la Comisión de Premios de la AMC en el área de Ingeniería y Tecnología (2013-2015).

Como parte de su labor institucional, ha sido jefe de la Unidad de Escalamiento y Planta Piloto y miembro del consejo interno del IBt. Es miembro de la comisión dictaminadora externa de Ecosur y de la comisión dictaminadora del Instituto de Energías Renovables.

Octavio Tonatiuh Ramírez Reivich

Es ingeniero químico por la UNAM, donde se graduó con mención honorífica en 1985. Obtuvo la maestría (1987) y el doctorado en Ingeniería Química y Bioquímica (1990) en la Universidad de Drexel (Filadelfia, Estados Unidos). En 1984 inició su carrera profesional en la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal y en 1990 comenzó su carrera como investigador en el Instituto de Biotecnología de la UNAM. Actualmente es Investigador Titular C, PRIDE D y desde 1999 tiene el nivel III del SNI.

Su campo de especialización es la ingeniería bioquímica, siendo pionero en México en estudios de bioingeniería del cultivo de células de eucariotes superiores, particularmente células de mamíferos e insectos. Trabaja en fragilidad celular, diseño de biorreactores e integración de bioprocesos, glicosilación de proteínas recombinantes y ensamblaje de partículas pseudo-virales con aplicaciones en vacunas, terapia génica y nanobiotecnología. Inició en el país la aplicación de métodos computacionales modernos para control de bioprocesos, entre los que destacan el cultivo de células animales y fermentaciones con microorganismos recombinantes. En el área de escalamiento descendente ha realizado trabajo sobresaliente, estudiando la respuesta celular y molecular a gradientes ambientales presentes en reactores industriales, sentando la base para el diseño de nuevas cepas y líneas celulares para contender con estos problemas. Adicionalmente, su labor ha trascendido de forma significativa al campo aplicado, mediante una estrecha vinculación con más de una veintena de empresas y organizaciones tanto nacionales como extranjeras, con las que ha contribuido a establecer hitos nacionales en la producción y caracterización de proteínas recombinantes terapéuticas y profilácticas tanto de uso humano como veterinario, cerrando así círculos virtuosos entre el trabajo académico y el bienestar social.

Sus investigaciones han resultado en 96 publicaciones internacionales en revistas con arbitraje, 15 capítulos en libros o enciclopedias internacionales y 37 contribuciones in extenso en memorias internacionales, artículos o capítulos de libro nacionales y ha editado dos libros internacionales. Sus trabajos han recibido 1,684 citas ajenas y tiene un número H de 23, según Scopus, y 3,376 citas y número H 36, según Google-Scholar. Cuenta también con cuatro patentes otorgadas y dos depositadas. Ha participado en el desarrollo de cinco tecnologías elaboradas en la UNAM y transferidas al sector empresarial, así como múltiples desarrollos tecnológicos y la creación de empresas de base tecnológica.

Ha titulado a 10 alumnos de doctorado, 26 de maestría y nueve de licenciatura. Actualmente dirige a un estudiante de doctorado, cuatro de maestría y uno de licenciatura. Por lo menos trece de sus exalumnos son investigadores exitosos e independientes en diversas universidades e instituciones del país o del extranjero; de ellos, nueve pertenecen al SNI (tres en nivel III, uno en nivel II y cinco en nivel I).

Entre los reconocimientos más importantes cuenta con el Premio Universidad Nacional; Premio de Investigación de la Academia Mexicana de Ciencias; Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos; Premio Sigma Xi y Premio al Mérito Académico (en dos ocasiones) U. Drexel, EUA; y Premio Carlos Casas Campillo. Es miembro del grupo ganador del Premio Nacional de Tecnología 1999 y del Premio ADIAT 2005 a la Innovación Tecnológica, ambos con una de las empresas con las que se ha vinculado. Es miembro del comité editorial de varias revistas científicas extranjeras, entre ellas Biotechnology and Bioengineering, la más importante en el campo de la bioingeniería. Es editor asociado del Biochemical Engineering Journal y arbitro de más de un centenar de artículos en una treintena de revistas científicas diferentes. Ha sido miembro de múltiples cuerpos colegiados y comisiones evaluadoras ad hoc, tanto nacionales como internacionales, por ejemplo, del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, secretario nacional de la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería, presidente del Cell Culture Engineering (EUA), miembro del Comité de Biotecnología-Conacyt-AMC y del Comité de Productos Biotecnológicos de la Farmacopea Mexicana, entre otros. Es miembro de la Academia Mexicana de Ciencias y de la Academia de Ciencias de Morelos.

Como parte de su colaboración institucional, fue miembro de la comisión dictaminadora del Centro de Investigación en Energía y en el Instituto de Biotecnología ocupó las jefaturas del Departamento de Bioingeniería y del Departamento de Medicina Molecular y Bioprocesos, y la dirección, de marzo de 2013 a marzo de 2017.

Claudia Lydia Treviño Santa Cruz

Estudió la carrera de química en la UNAM obteniendo mención honorífica. Después de trabajar un año como técnico académico en el Instituto de Ciencias Nucleares, realizó la maestría y el doctorado en Bioquímica en la Universidad Estatal de Nuevo México en los Estados Unidos. En 1992 regresó a México y trabajó durante un año para la industria privada. Posteriormente hizo un postdoctorado en el Biozentrum en Frankfurt, con el apoyo de una beca Alexander von Humboldt. En 1995 se incorporó al Instituto de Biotecnología, donde tiene actualmente el nombramiento de Investigadora Titular C con PRIDE D y es nivel III del SNI.

En 2011 conformó un consorcio que se dedica al estudio de la fisiología del espermatozoide. Sus estudios se enfocan en entender las vías de señalización involucradas en regular sus funciones. En particular, el grupo estudia los canales iónicos, pues los flujos iónicos son una herramienta fundamental que usan los espermatozoides para descifrar señales del entorno y poder fecundar al óvulo. Ha contribuido en esclarecer la vía de señalización mediada por cambios en el calcio intracelular y a identificar las entidades moleculares responsables de estos cambios, tanto en espermatozoides de ratón, como de humano.

Tiene 58 publicaciones en revistas con arbitraje, que cuentan con más de 1,500 citas. Además, ha publicado ocho capítulos de libro y ha presentado su trabajo en más de cien congresos, tanto en México como en el extranjero. Ha recibido financiamiento para su investigación del Conacyt, la DGAPA-UNAM y también de la Fundación Alexander von Humboldt de Alemania.

A la fecha ha graduado a siete estudiantes de licenciatura, ocho de maestría y cuatro de doctorado. Tiene una participación importante en actividades de divulgación de la ciencia, como son cápsulas informativas y entrevistas en la televisión y radio, visitas guiadas en su laboratorio a estudiantes de diferentes niveles, así como la organización del día de Puertas Abiertas en su institución.

Es embajadora científica de la fundación Alexander von Humboldt de Alemania y promueve diferentes programas de financiamiento de esta institución. En 2016 recibió el Reconocimiento Sor Juana Inés de la Cruz. Participa en diferentes comités editoriales para revistas como: Journal Molecular Reproduction and Development, Molecular Human Reproduction y BioMed Research International, entre otras.

Desde 2011 es miembro del comité académico del programa de Maestría y Doctorado en Ciencias Bioquímicas y coordinadora de sede desde 2013. Es miembro del consejo interno del Instituto de Biotecnología (2013 a la fecha), miembro de la Sociedad Mexicana de Bioquímica, del Sistema Estatal de Investigadores en Morelos y de la Academia de Ciencias de Morelos, en la que funge como tesorera desde enero de 2015. Participa constantemente en comités de selección del Servicio Académico de Intercambio Alemán, institución que otorga becas de maestría, doctorado y posdoctorado a alumnos mexicanos que deseen realizar sus estudios en ese país.