Alumnos del bachillerato universitario

Premian a ganadores de Olimpiada Etimológica

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

En la categoría de etimología griega el primer lugar fue para Óscar Segundo Ruiz, de la Preparatoria 2

03 de abril de 2017

La Asociación Mexicana de Estudios Clásicos (AMEC), con el apoyo del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL), premió a los ganadores de la Primera Olimpiada Etimológica, que convocó a alumnos de los subsistemas de nivel bachillerato de la UNAM.

Se entregaron reconocimientos a los tres primeros lugares de cada una de las categorías, así como al suplente y al asesor. En etimología griega los triunfadores fueron: Óscar Segundo Ruiz, Prepa 2; Lorenzo Razo Mayen, Instituto Juventud del Estado de México, y Daniela Salazar Hernández, Colegio Guadalupe. En etimología latina: Ignacio Castillo Suárez, Colegio México Bachillerato; Dafne Arias Cota, Preparatoria Universidad del Valle de México, Plantel Roma, y Daniela Coello Scholtz, Universidad Panamericana-Campus Yaocalli.

El certamen en su etapa final se realizó en las aulas del IIFL con la participación de ochenta estudiantes procedentes de 40 escuelas. Se convocó a jóvenes de la Escuela Nacional Preparatoria, del Colegio de Ciencias y Humanidades, Bachillerato a Distancia y de la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios de la UNAM (escuelas incorporadas). En su mayoría, los concursantes fueron de la Ciudad de México, el Estado de México, Querétaro y Oaxaca.

Mario Humberto Ruz Sosa, director de Filológicas, dijo que la Olimpiada ha sido una muestra de la calidad que se puede encontrar en bachillerato y que espera sea el inicio de otras actividades que permitan fomentar el interés por las artes y las humanidades.

Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), institución patrocinadora de la justa, felicitó a los alumnos y destacó que entre los programas de la Academia está el de olimpiadas de la ciencia, que incluye los certámenes nacionales de química, biología, geografía e historia. “Desde hace tiempo nos dimos cuenta de la necesidad de tener un programa que incluya otras áreas del conocimiento, por ello seguiremos apoyando este concurso en los siguientes años”.

La Primera Olimpiada Etimológica tuvo dos fases: la primera dependió de cada una de las instituciones participantes para seleccionar a un titular y su suplente; en la segunda intervinieron los seleccionados, que fue la fase final de tres días.

Fortalezas

Aurelia Vargas Valencia, presidenta de la Asociación Mexicana de Estudios Clásicos, resaltó que no sólo se trata de conocer los componentes o étimos (raíz o vocablo del que procede otro) de las palabras, sino también el conocimiento del español. “Lo que hacemos desde el estudio de las letras clásicas no se queda en los ámbitos de la historia y de la estructura de la lengua, es para fortalecer el conocimiento del español y con ello el lenguaje de las ciencias y de las humanidades”.

La especialista en filología latina expresó que espera que a futuro esta Olimpiada pueda realizarse nacionalmente, pues está convencida de que es una buena manera de afianzar el nivel educativo en México.

Abundó que, por su naturaleza, se busca mejorar las prácticas en la redacción, de la calidad de comprensión de lectura, que es para lo que ayudan las etimologías. “El estudio del origen de las palabras da explicación también al significado de ellas y a las aplicaciones y usos que han tenido a lo largo del tiempo, esencialmente en el tiempo actual”.

Por su importancia, las etimologías se siguen dando como materia. Sin embargo, consideró que se debe incrementar la presencia de los estudios clásicos, porque son el centro de lo humanístico.

“El conocimiento de la lengua mediante el vocabulario se relaciona con todas las áreas del conocimiento, hablamos de lenguajes esenciales, por ejemplo el de las matemáticas, fundamentales para la formación de todo estudiante.”

Es así que, al fortalecer las lenguas clásicas, se afianza el conocimiento del español.

Además de las organizaciones citadas, participó como institución convocante el Bachillerato a Distancia, y como patrocinadoras la AMC, DGIRE, IIFL, el Consejo Académico de Bachillerato, la embajada de la República Helénica y el Organismo para la Difusión de la Lengua Griega.