Segundo periodo

Jesús Antonio del Río, director de Energías Renovables

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

20 de abril de 2017

El titular. Foto: archivo Gaceta UNAM.

 

Jesús Antonio del Río Portilla fue designado director del Instituto de Energías Renovables (IER) para un segundo periodo (2017-2021).

Al darle posesión del cargo, el coordinador de la Investigación Científica, William Lee Alardín, le externó el apoyo de la instancia a su cargo y de la administración central para continuar con la labor de fortalecer el Instituto.

Invitó a la comunidad del IER a sumar esfuerzos, seguir desarrollando los programas que favorezcan a la entidad y aumentar su proyección nacional e internacional, además de trabajar en conjunto con el director. Y llamó a continuar con un buen ambiente que permita concertar los proyectos que respondan a las necesidades y soluciones de los problemas del país.

Del Río Portilla agradeció a la comunidad por la confianza y por el esfuerzo realizado en los últimos cuatro años. Además, reconoció la necesidad de algunas transformaciones para mejorar la gestión administrativa y académica.

“Tenemos una estructura diferente, que da esperanzas de una visión a largo plazo, pero que también ha detectado que puede haber deficiencias. Creo que nos hemos dado la oportunidad de crecer en estructuras diversas, con la perspectiva de tener resultados diferentes, porque si hacemos lo mismo, obtendremos lo mismo”, afirmó.

Entre los retos por venir, destacó que es indispensable comenzar una investigación de frontera e internacionalizar la labor del Instituto, además de intensificar los programas de movilidad estudiantil con el propósito de enriquecer el saber en esta área del conocimiento.

Trayectoria

Jesús Antonio del Río Portilla cursó estudios de licenciatura, maestría y doctorado en Física en la Facultad de Ciencias.

Es director fundador e investigador titular C del IER, con nivel D en el PRIDE y miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel III. También es integrante de la Academia Mexicana de Ciencias y fue presidente de la Academia de Ciencias de Morelos.

Entre sus contribuciones científicas destacan el desarrollo tecnológico en los ámbitos de la termodinámica de procesos irreversibles, transporte en medios porosos, fotónica con nanoestructuras, sistemas complejos y fuentes renovables de energía. En docencia ha formado a jóvenes universitarios en esas líneas de investigación.

Ha publicado más de 80 trabajos de investigación en revistas de circulación internacional y más de 40 en congresos; más de 40 artículos de divulgación científica, ocho libros de divulgación y más de 200 contribuciones editoriales en periódicos de Morelos.

Ha dirigido 35 tesis de licenciatura y posgrado, nueve de ellas de doctorado. Ha sido árbitro de prestigiadas revistas de física, ingeniería y biología teórica.