Más de 200 actividades multidisciplinarias

Fiesta del Libro y la Rosa en el CCU, lectores en movimiento

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La literatura, expresión artística que permite ampliar capacidad crítica del entorno humano

Mina Santiago, 24 de abril de 2017

Durante tres días, el Centro Cultural Universitario (CCU) se convirtió en un espacio de encuentro en torno a la literatura, donde los asistentes pudieron acercarse a la obra de distintos autores y reflexionar en torno a la complejidad del mundo que reflejan las plumas de escritores como Juan Rulfo y Gabriel García Márquez, celebrados con emotivos homenajes.

La Fiesta del Libro y la Rosa, que se realizó como parte del Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor, establecido el 23 de abril para conmemorar la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare, fue la oportunidad para revisar la obra de Rulfo y García Márquez, autores que utilizaron la literatura para contrarrestar la mentira sistemática y las verdades absolutas, comentó Jorge Volpi, coordinador de Cultura UNAM, durante la inauguración.

La literatura nos ha permitido, mejor que ninguna otra expresión artística, tener la capacidad crítica para encontrar las sutilezas y los matices; “porque gracias a la literatura podemos vivir esas otras vidas, la vida del Quijote loco y cuerdo, la vida de los personajes de Pedro Páramo vivos y muertos, la vida de los personajes de Gabriel García Márquez que están entre la realidad, la ficción y la fantasía”, agregó Volpi.

Universitarios y público en general se congregaron en los distintos foros del CCU para disfrutar de una oferta artística y editorial con más de 200 actividades multidisciplinarias y la participación de 76 expositores que ofertaron más de 22 mil 500 títulos.

Juan Carlos y Juan Pablo Rulfo.

Homenajes

En torno a la obra de Rulfo, el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince ofreció la conferencia Un tal Nepomuceno Pérez. Y los hijos del autor de Pedro Páramo, el documentalista Juan Carlos y el pintor Pablo, presentaron la serie 100 años con Juan Rulfo.

Alberto Vital, coordinador de Humanidades, quien ha dedicado parte de su investigación a la obra del autor de El llano en llamas, presentó el volumen Los argumentos de los asesinos. Mecanismos de justificación en personajes de Juan Rulfo. Acompañado de Ricardo Ancira, Vital habló de la vigencia de la obra del autor jalisciense en el México actual y de las manifestaciones de la violencia que comienza cuando la argumentación termina.

Eduardo Antonio Parra, Mónica Lavín, Antonio Ortuño y Ana García Bergua conversaron sobre la influencia de Juan Rulfo y García Márquez en la obra de los escritores de generaciones posteriores; en tanto, los autores mexicanos nacidos en la década de los 70 del siglo pasado como Guadalupe Nettel y Emiliano Monge participaron en la mesa titulada Nuestro Rulfo.

Por otro lado, la escritora Cristina Rivera Garza dio a conocer su más reciente libro: Había mucha neblina o humo o no sé qué. Exploración sobre la obra literaria de Juan Rulfo.

Cien años de soledad, catalogada como una de las obras más importantes de la lengua española, fue el centro de la conversación entre los escritores Sergio Ramírez, Santiago Gamboa, Rosa Beltrán y Gonzalo Celorio.

El escritor Paco Ignacio Taibo II ofreció una conferencia para conmemorar el medio siglo del asesinato de Ernesto Che Guevara, el revolucionario que encabezó, junto con Fidel Castro, la Revolución Cubana.

Otro de los momentos más emotivos fue cuando Mauricio Montiel y Christopher Domínguez recordaron al periodista y escritor recién fallecido, Sergio González Rodríguez, autor de El hombre sin cabeza, Huesos en el desierto y Campo de guerra.

La fiesta en torno al libro también fue un espacio para pensar el mundo actual. Periodistas como Jon Lee Anderson y Juan Villoro reflexionaron sobre el periodismo narrativo en la era de Trump, mientras que Sanjuana Martínez y Fabrizio Mejía Madrid se refirieron a los peligros del ejercicio periodístico en México. Por otra parte, Felipe Restrepo Pombo y Martín Caparrós hablaron de cómo los cronistas explican el mundo.

Grupos como Santa Luna y su nueva danzonera, ¡Qué payasos!, Juguete Rabioso, Son de Antaño, Los Rurales, Blue Kat and the New Orleans Quartet, Saltapatrás, Calacas Jazz Band, DOGO y Juan Pablo Villa pusieron a bailar a los asistentes en el Foro de la Espiga, además se pudo disfrutar de conciertos de la OFUNAM y la Orquesta Sinfónica Estanislao Mejía, de la Facultad de Música, en la Sala Nezahualcóyotl.

Los visitantes también escucharon a diversos autores leyendo fragmentos de sus obras en estaciones de audio de Voz Viva de México y Vive Descarga CulturaUNAM, y disfrutaron de la Cuarta Muestra del Libro de Artista que organizó el Museo Universitario Arte Contemporáneo.

La cercanía del arte y la ciencia fue una constante en esta edición; por primera vez, por medio del Planetario, el público pudo visualizar el cielo nocturno, las posiciones de estrellas y planetas, así como la historia detrás de las principales constelaciones en el domo inflable con el que la Dirección General de Divulgación de la Ciencia ofreció funciones cada hora. En el foro sobre ruedas Prometeo, se estimuló el conocimiento mediante el vínculo entre ciencia y cultura.

La Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial celebró esta fecha con el Coloquio Internacional Arte y Diseño en el Mundo Editorial, en el que analizaron temas como: Tendencias del diseño gráfico, Estética de colecciones y series bibliográficas, Comunicación y arte en forros de publicaciones y Marketing aplicado en páginas web para editoriales.

Con esta edición de la Fiesta del Libro y la Rosa, la Universidad Nacional otorga un espacio para la crítica desde el arte, la ciencia y la literatura.

Fotos: Barry Domínguez y Verónica Rosales / Irving Arellano y Aldo López (servicio social).