Muestra de mentes abiertas y creativas

Feria de las Ciencias, la Tecnología y la Innovación

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Se presentaron 136 trabajos de alumnos de Preparatoria, CCH y Sistema Incorporado

Mirtha Hernández, 02 de mayo de 2017

La Feria de las Ciencias, la Tecnología y la Innovación, muestra de que la UNAM forma recursos humanos con la mente abierta a la creación y la originalidad, cumplió 25 años.

En esta edición se presentaron 136 trabajos de alumnos de la Escuela Nacional Preparatoria, del Colegio de Ciencias y Humanidades y del Sistema Incorporado, que buscan dar respuesta a problemas vinculados con la biología, las ciencias ambientales, de la salud, la física, las matemáticas, la química y la robótica.

Silvia Jurado, Enrique Graue y Jaime Urrutia. Fotos: Francisco Parra y Erik Hubbard.

Al inaugurar la feria, en el Centro de Exposiciones y Congresos de esta casa de estudios, el rector Enrique Graue Wiechers expresó que hoy en día se requiere educar a los jóvenes para un mundo sustentable, en el que sean tolerantes y puedan vivir en la diversidad; que disciernan entre la información verdadera y la falsa, que aprendan a lo largo de su vida y sean innovadores y creativos.

“De eso se trata ésta, de que compartan entre ustedes conocimientos, que se planteen problemas y busquen soluciones. Los 136 finalistas reflejan lo que debe ser la educación del futuro”, afirmó.

El país, prosiguió el rector, necesita crear una base educada e interesada en las distintas ciencias y áreas del saber.

“Ustedes van a tener que enfrentar el mundo de forma diferente y México requiere que crean en él, que se comprometan con sus necesidades, que encuentren soluciones para buscar ser una nación más justa, igualitaria y equitativa”, dijo.

Sociedad del conocimiento

Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias y miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM, coincidió en que los distintos países deben formar a un sector de su población que impulse el avance e innovación, que le permita participar en la sociedad del conocimiento.

“A la distancia entre las naciones que tienen recursos económicos y las que no, se suma aquel otro factor de los países que tienen el poder de generar conocimiento y aprovecharlo para su desarrollo. Este es el reto principal en México: hay que construir esas capacidades en ciencia, innovación, tecnología y sustentarlas en un sistema de educación de calidad para enfrentar los retos en el corto y largo plazos”, aseveró.

El director general del CCH, Jesús Salinas Herrera, explicó que a lo largo de 25 años la feria ha crecido de manera constante. Este año se registraron 502 trabajos en total y se seleccionaron 136; participaron más de dos mil estudiantes, que representan cerca de 800 más que el año pasado.

Silvia Jurado Cuéllar, directora de la Escuela Nacional Preparatoria, destacó que los proyectos reflejan el sentido de solidaridad de los jóvenes con su sociedad, pues buscan hacer aportes para el beneficio común.

Ejemplos de ello: una mejora en la capacidad de celdas solares; la elaboración de un dulce artesanal a base de nopal que reduce a la mitad la cantidad de glucosa; el desarrollo de un robot acuático para la recolección de basura en lagos y lagunas; o la producción de energía mediante columpios en parques recreativos.

Asistieron los titulares de la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios, Manola Giral de Lozano; la Coordinación del Consejo Académico del Bachillerato, Frida Zacaula Sampieri; la Dirección del Bachillerato a Distancia de la Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia, Guadalupe Vadillo Bueno, y Leonor Pinedo, presidenta honoraria del comité organizador de la feria.