Informe de Manuel Torres Labansat

El Instituto de Física reorganiza y consolida su infraestructura

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Laura Romero, 29 de mayo de 2017

El Instituto de Física (IF) ha transitado por una exitosa reorganización y ha consolidado su infraestructura, al tiempo que colabora en grandes proyectos de indagación. Como resultado de factores como la incorporación de un número importante de investigadores, se realizó una reestructuración y se crearon dos nuevos departamentos: de Física Nuclear y Aplicaciones de la Radiación, y de Física Cuántica y Fotónica.

En la presentación del informe 2015-2017 de Manuel Torres Labansat al frente de esa entidad, el coordinador de la Investigación Científica, William Lee Alardín, destacó que el IF desempeña un papel muy significativo en la Universidad. “Tiene una tradición muy larga, una historia relevante y siempre marca una directriz”.

Luego de invitar a la comunidad a evaluar las necesidades y la visión que tiene a futuro del Instituto, lo que sea provechoso o no, calificó como indispensable la reestructuración del mismo, cuyo funcionamiento deberá ser evaluado en los próximos años.

Al presentar el segundo informe del segundo periodo al frente de esa instancia académica, Manuel Torres dijo que se cuenta con 128 investigadores; el IF ha crecido, pues hace un lustro eran 112 y en los últimos dos años se incorporaron cinco más. Hay 52 técnicos académicos, 42 investigadores posdoctorales y 349 estudiantes. El proceso de renovación ha sido muy útil porque ha permitido tener un número importante de académicos jóvenes.

En cuanto a estímulos 120 investigadores forman parte del SNI: 29 en el nivel I, 43 en el II, 38 en el III y 10 son eméritos. Ocho técnicos académicos también pertenecen al Sistema.

El director. Foto: Francisco Parra.

Artículos publicados

Al hablar de resultados y productividad, el director mencionó que hubo una mejora: el promedio de artículos publicados por investigador por año se elevó de 2.12 en 2015, a 2.23 en 2016. Lo mismo ocurrió en el número de citas por año a las publicaciones, que creció de ocho mil 120 a nueve mil 492 en el mismo lapso, con un promedio de factor de impacto de 3.2.

El Instituto participa en docencia mediante programas de licenciatura, como Física y Física Biomédica, y de posgrados, como Ciencias Físicas y Ciencias e Ingeniería de Materiales. La impartición de cursos tuvo un aumento en el último año: 161 de licenciatura y 78 de posgrado. De la misma manera sucedió con el número de tesis que en 2016 fueron 51 de licenciatura, 41 de maestría y 21 de doctorado, para un total de 113.

Tal es el caso del observatorio de rayos gamma HAWC (High Altitude Water Cherenkov), en México; del detector ALICE del Gran Colisionador de Hadrones, de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), en Suiza; del detector AMS, de la Estación Espacial Internacional; o del Jefferson LAB, en Estados Unidos.

El Instituto colabora en cuatro laboratorios nacionales, continuó Manuel Torres, tres de ellos con sede en la propia entidad (de Materia Cuántica: Materia Ultrafría e Información Cuántica; de Ciencias para la Investigación y la Conservación del Patrimonio Cultural, y de Espectrometría de Masas con Aceleradores), y el otro, HAWC, en Puebla, en los cuales se registran avances.

Subrayó que en el IF se han instalado varios laboratorios relacionados con el trabajo de los investigadores que se incorporaron en los últimos cinco años, como los de Nanofotónica Avanzada, Fotónica de Silicio y el Experimental de Grafeno.

También enumeró los premios y distinciones obtenidos por sus académicos en 2015 y 2016, entre ellos, el Doctorado Honoris Causa de la UNAM y el Premio Heberto Castillo para el investigador emérito Luis de la Peña, así como el Premio Nacional de Ciencias para Cecilia Noguez.