Sus académicos, de nivel elevado

Investigación científica de alta calidad en el Instituto de Ecología

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cada vez publica más artículos en revistas indizadas, afirmó Constantino Macías en su primer informe

Laura Romero, 19 de junio de 2017

El Instituto de Ecología (IE) cumple con la misión de tener impacto social en temas ambientales a partir de la investigación científica de calidad, y de la formación de profesionales de alto nivel.

Al presentar el primer informe (2016- 2017) al frente de la entidad, su director, Constantino de Jesús Macías Garcia, expuso que las labores académicas están a cargo de los investigadores, 40 hasta hace poco, pues hoy en día se cuenta con la integración de dos nuevos que habrán de comenzar sus labores en el segundo semestre de este año, y una incorporación más mediante Cátedras Conacyt, para un total de 43.

“Tenemos que hacer más contrataciones porque envejecemos, como se infiere a partir de la acumulación de especialistas en las categorías más altas”, señaló en el auditorio de Ecología. A ellos se suman 31 técnicos académicos y 13 investigadores posdoctorales.

Sin incluir a éstos últimos, cien por ciento de ellos pertenece al Sistema Nacional de Investigadores, distribuidos de manera equitativa en los tres niveles. Cerca de la cuarta parte de los técnicos también forma parte de ese sistema.

Foto: Francisco Parra.

Publicación

Constantino de Jesús Macías resaltó que en el IE se ha mantenido una tendencia hacia la publicación de cada vez más artículos en revistas indizadas. “En 2016 publicamos, en promedio, 3.7 artículos por investigador. Nuestra producción científica se está concentrando en artículos ISI”. La mayoría de los trabajos se dan a conocer en revistas de alto impacto.

El director explicó que el IE cuenta con seis unidades especiales manejadas por técnicos académicos no adscritos a laboratorios. La de Geomática se constituyó como enlace con el Instituto de Geografía (IGg) para la transferencia de imágenes captadas por la antena GOES-16, tecnología que dará acceso a imágenes de calidad de todo el continente, lo que permitirá monitorear, en tiempo real, los cambios de la cobertura vegetal, incidencia de plagas o incendios, por ejemplo. “Se trata de sumarnos a un proyecto del Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra del IGg”.

Como resultado del interés y el esfuerzo del gobierno de Yucatán, la Universidad Autónoma de ese estado y la UNAM, se solicitó y se obtuvo apoyo del Conacyt para ubicar un nodo del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad en esa entidad, lo cual contribuye a reforzar su carácter nacional y lo acerca a problemas regionales. En principio, anunció, hará investigación sobre sistemas productivos sostenibles.

En Ecología se mantiene la tendencia creciente y constante en el número de alumnos por investigador. En 2016 se impartieron 92 cursos de licenciatura y posgrado. No obstante, reconoció, se graduaron sólo 1.3 estudiantes por investigador por año, o menos de uno si no se cuenta a los de licenciatura. “Claramente hay que seguir actuando al respecto”.

El año pasado se continuó la exitosa serie de seminarios internacionales de frontera, y este 2017 también se realizarán; asimismo, se logró convocar a los alumnos para la organización de tres seminarios, todos ellos de alto nivel.

Luego de mencionar las importantes distinciones recibidas por el personal académico durante el periodo, como el caso del exrector José Sarukhán, refirió que la Unidad de Biblioteca cuenta con acceso a 98 por ciento de las más prestigiosas publicaciones del área.

El financiamiento del IE, refirió el director, proviene mayoritariamente de la Universidad, aunque en 2016 hubo un aumento notable en los recursos obtenidos por proyectos del Conacyt. Así, en conjunto, los ingresos externos constituyen un tercio del total, “y el incremento ha sido sostenido. De ese modo, en lo que va de 2017, los ingresos extraordinarios han alcanzado la cantidad total máxima de 2015”, concluyó.