Lo mejor de la cinematografía

Dos premios Ariel para El sueño del Mara’akame

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La película, de Federico Cecchetti, exalumno del CUEC; otro egresado tuvo premio por mejor edición

Jorge Luis Tercero, 24 de julio de 2017

Durante la 59 entrega de los premios Ariel celebrados por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), la película El sueño del Mara’akame, de Federico Cecchetti, exalumno del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), fue galardonada en dos de las categorías más prestigiadas: mejor ópera prima y mejor música original, ésta a cargo de Emiliano Motta.

Junto a las dos estatuillas obtenidas por el filme de Cecchetti, el también egresado del CUEC Francisco X. Rivera fue distinguido en la categoría de mejor edición, por su trabajo en la cinta La 4ª compañía, de Mitzi Vanessa Arreola y Amir Galván Cervera.

La ceremonia, a cargo del actor Daniel Giménez Cacho, se caracterizó por los discursos y posicionamientos en defensa del séptimo arte mexicano, en las voces de Giovanna Zacarías, Julieta Egurrola y Dolores Heredia, actual presidenta de la AMACC. A ellas se unieron dos jóvenes pertenecientes a las escuelas de cine más importantes del país: Sofía Landgrave, estudiante del CUEC, y Gabriela Gavica, egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica.

La cinta más celebrada de la noche fue La 4° Compañía, que obtuvo 10 premios Ariel, entre los que se incluyó el de mejor película. Otros reconocimientos fueron para José Carlos Ruiz (por Almacenados, de Jack Zagha) y Adrián Ladrón (por La 4ª compañía), en un inesperado empate en la categoría de mejor actor; como mejor actriz se eligió a Verónica Langer por La caridad, película de Marcelino Islas; el Ariel al mejor largometraje documental fue para Tempestad, de Tatiana Huezo, quien además ganó en mejor dirección, lo que la convirtió en la primera mujer en recibir dicha distinción.

Asimismo, el mejor cortometraje de animación fue Los aeronautas, de León Fernández; en la categoría de cortometraje documental se alzó Aurelia y Pedro, de Omar Robles y José Permar; y El ocaso de Juan, de Omar Deneb Juárez, fue distinguido como el mejor cortometraje de ficción. La mejor fotografía fue para Ernesto Pardo por Tempestad, mientras que el mejor guión adaptado fue el de David Desola, por Almacenados.

Cultura huichol

En cuanto a El sueño del Mara’akame, la celebrada ópera prima que representó al CUEC en esta edición de los premios Ariel, se trata de una ficción que indaga dentro de la cultura huichol, originaria de la Sierra Madre Occidental, y sus tradiciones que se encuentran a punto de desaparecer, en medio de la complejidad voraz del mundo contemporáneo.

La cinta, coproducción del Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad y el CUEC, se nutre de las vivencias del realizador durante una visita que hizo a la comunidad de Cebolleta, en Jalisco. El filme cuenta la aventura de Nieri, un joven huichol aficionado a la música que en medio de un viaje se debate entre la decisión de convertirse en el chamán que la tradición exige ser o encontrar su propio lugar en la vida.

El largometraje de Cecchetti es el décimo octavo proyecto surgido del programa de Óperas Primas del CUEC y además de los reconocimientos en los Ariel, en 2016 obtuvo el codiciado Ojo en la categoría de primer o segundo largometraje mexicano del Festival Internacional de Cine de Morelia.