Historiografía del diseño gráfico

Exhibe MUCA Roma muestra de rótulos

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Yuca_Tech /Oto _ Lab: Energía hecha a mano, otra exposición que combina innovación y tecnología

Kevin Aragón, 27 de julio de 2017

Rótulos México.

Martín Hernández Robles tiene su taller de rótulos hechos a mano en Perú 38-b, en el Centro de la Ciudad de México. Su padre, quien le mostró el oficio, fue alumno de Alberto Bernal Olivares, fundador de uno de los primeros talleres rotulistas en México.

Por cerca de 60 años durante cada jornada, desde las 9 de la mañana, en el taller se realizan infinidad de bocetos a lápiz que después serán plasmados con diferentes tipos de pinturas, sobre mantas, letreros, puertas y paredes de diversos lugares de la urbe, como tortillerías, pulquerías, sastrerías, mercados, estéticas, taquerías y camiones.

Para reconocer el valor de este oficio dentro de la historiografía del diseño gráfico nacional, el Museo Universitario de Ciencias y Arte, MUCA-Roma, exhibe Rótulos México, de la diseñadora Cristina Paoli.

En la muestra pueden verse algunos ejemplos de rótulos, la proyección de un documental en que se aborda el tema de este oficio, así como la impresión de alfabetos con la tipografía gótica que comúnmente se utilizan en el país, los cuales son el resultado de una investigación gráfica hecha por la propia Paoli en el año 2006.

Durante el tiempo en que se efectúe la exhibición, seis maestros del rotulaje de distintas zonas de la ciudad realizarán residencias e impartirán talleres que tienen como propósito compartir conocimientos y construir un gran rótulo comunitario.

Trabajo colectivo

A su vez, en el segundo piso del recinto, se encuentra la exposición Yuca_Tec/Oto _ Lab: Energía hecha a mano a cargo de Amor Muñoz, en la que se presentan los resultados de dos proyectos que tienen como objetivo –a partir de los conceptos de innovación, tecnologías apropiadas, identidad y empoderamiento social– recrear fenómenos sociales a pequeña escala que generen trabajo colectivo para la solución de problemas locales con el uso de recursos low-high tech.

El primero es Yuca_Tech, que se realizó en 2015 con la comunidad de Granada, que se encuentra en Maxcanú, Yucatán, a quienes se les capacitó para generar productos electrónicos útiles para su vida cotidiana, basándose principalmente en el uso tradicional de fibra de henequén (la cual es conductora de electricidad) el telar de cintura y el cuero para confeccionar calzado.

Oto_Lab es un laboratorio de tecnología comunitaria que se hizo de la mano del Grupo Otomí Guanajuato, AC, que se encuentra en la colonia Roma, cuyos integrantes también fueron capacitados para incluir este tipo de tecnología en sus productos artesanales, como bordados y manufactura de muñecas típicas, los cuales se han ido devaluando debido a su popularización dentro del mercado.

En ambas propuestas la tecnología que se utiliza funciona con energía solar, lo que significa que son autosustentables y representan una mejora en la vida de estas comunidades al utilizar energía gratuita y la capacidad de generar tecnología propia.

En esta muestra se pueden ver varias piezas que se realizaron durante los proyectos como sandalias que sirven a la comunidad de Granada para que sus habitantes puedan transitar por las noches en las que carecen de visibilidad por falta de infraestructura eléctrica.

Las dos exposiciones se encuentran abiertas al público hasta el 29 de octubre. Para más información, visitar: www.mucaroma.unam.mx.

Trabajo comunitario otomí. Fotos: David Sánchez (servicio social).