Obtuvo el segundo lugar en el Nacional

Ondina puma, al Panamericano de Nado Sincronizado en Chile

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Mishelle Pérez de León, alumna de Medicina, competirá en el certamen del 21 al 27 de agosto

Armando Islas, 27 de julio de 2017

A los ocho años, Mishelle Pérez de León tuvo su primer contacto con el nado sincronizado, deporte que literalmente la enamoró y que ahora le da la oportunidad de representar no sólo a su Universidad, sino también a México, pues la estudiante de la Facultad de Medicina competirá en el Panamericano de la especialidad, a celebrarse en Chile del 21 al 27 de agosto próximo.

“Honestamente no me lo esperaba, aunque siempre estamos listas para competir”, dijo la alumna de quinto semestre, luego de obtener su boleto para esta justa que será su primera experiencia internacional.

La ondina universitaria participó en el Campeonato Nacional de Nado Sincronizado, Clase A, que se efectuó en Mérida, Yucatán, y en la rutina individual sumó 60,700 unidades, producto de las calificaciones que los jueces le otorgaron en ejecución, expresión artística y dificultad, para finalizar en segundo lugar.

Excelencia académica y deportiva

Para Mishelle la excelencia es todo y para lograr un buen papel en Chile la preparación será clave; por ello, entrena a doble sesión para lograr su objetivo. “Primero nos enfocamos en el trabajo de tierra, donde me ejercito con peso, mientras que en la segunda sesión se ocupa de la técnica y la rutina, es decir, hacer bien las figuras y sobre todo la expresión artística. Se trata de contar una historia de la mejor manera posible durante tu ejecución”, señaló la sirena de 19 años.

A pesar de lo demandante que puede ser la carrera de medicina, aunado a la exigencia que representa el deporte de alto rendimiento, Pérez de León se da tiempo para compaginar ambas facetas de su vida, a tal grado que por segundo año consecutivo cuenta con el mejor promedio de calificaciones, pues está inscrita en el Programa Alta Exigencia Académica.

“Somos un equipo multidisciplinario, en el que cada uno de nosotros perfecciona lo que debe hacer y los resultados se muestran dentro de la fosa. El apoyo de mi entrenadora Atenea Ortiz, así como de Consuelo Velázquez, vicepresidenta de la asociación de este deporte en la UNAM, han sido fundamentales”, expresó.

Por lo pronto, la auriazul se concentra en el Panamericano; saberse la única deportista de la Universidad Nacional en dicho certamen no le pesa.

“Desde que entré a la carrera nunca me imaginé representar tanto en la academia como en el deporte a la UNAM, por todo lo que significa, ahora que lo hago me llena de felicidad y hacerlo por México es algo que me llena de orgullo”, resumió la futura galena.

Fotos: Jacob Villavicencio.