Misión análoga a Marte

Chaleco para monitorear signos vitales a distancia

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El proyecto de telemedicina fue diseñado por los estudiantes Danton Bazaldua y Walter Calles

Daniel Francisco, 03 de agosto de 2017

Torun, Polonia.- La iniciativa Monitoreo remoto de signos vitales
–parte de la misión análoga a Marte en la que participan siete alumnos mexicanos, cinco de ellos de la Universidad Nacional– fue diseñada por Danton Bazaldua (UNAM) y Walter Calles (IPN).

Consiste en un chaleco que registrará las señales y las respuestas fisiológicas de los astronautas en la Poland Mars Analogue Simulation 2017, organizada por la Space Generation Advisory Council y la Space Exploration Project Group.

Dicha simulación cuenta con el apoyo de patrocinadores como ABMSpace y la compañía Space Garden.

El chaleco medirá la temperatura del cuerpo, el pulso y la frecuencia respiratoria de los astronautas. Es el único proyecto de telemedicina de la misión y ayudará a medir en tiempo real las respuestas de los astronautas.

“Permitirá un control serio y restringido de los signos vitales, así como un monitoreo certero de su salud y de que sus actividades las realizan favorablemente”, aseguró Bazaldua, de la Facultad de Ingeniería.

La tarea científica, las pruebas de laboratorio y toda experimentación recorren un camino en el que hay cientos o miles de equivocaciones. Walter Calles, egresado del Politécnico Nacional, lo sabe y por eso Tomás Alva Edison es su inspiración: “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de no hacer una bombilla”, repetía la frase mientras realizaba los últimos ajustes al chaleco.

Disfruta ser parte de este sueño: integrar un equipo internacional. No duda en su formación y es tajante al señalar que la ciencia mexicana está a la altura de la de los países líderes del mundo. Mientras trabajaba en un hostal en Poznan, con una bebida energética en la mano, sentía esa mezcla de emociones previa a un acontecimiento importante. “Hasta que no se ponga en práctica todo lo que hemos desarrollado sabremos si realmente funciona”.

Sabe que su gran recurso para el funcionamiento del proyecto es la imaginación: “Hemos tenido muchas complicaciones, más que nada porque estamos hablando de integrar diversos sistemas que están enfocados a la industria médica; en este caso para monitoreo de signos vitales en un estado no controlado”.

La prenda salvará la vida de los astronautas dentro del hábitat o fuera de él, donde las condiciones serán adversas. Para el diseño del chaleco se tomaron muchos casos de posibles errores. El primer desafío está en la conexión entre el hábitat y el cuarto de control, aquí en Polonia, a unos 150 kilómetros de distancia. Y si todo sale bien, la siguiente conexión –dentro de algunos años– estaría a 54 millones 600 mil kilómetros, esto es, la distancia entre la Tierra y Marte.

Danton Bazaldua, quien tiene más de cuatro años involucrado en la difusión científica y proyectos de desarrollo de tecnología centrados en temas espaciales, desea que este proyecto contribuya al avance tecnológico del país y de la industria espacial mexicana.

Astronauta análogo

Carlos Salicrup, egresado de la Facultad de Medicina, fue designado astronauta análogo de la Poland Mars Analogue Simulation 2017. Trabaja en el hábitat con el resto de la tripulación. Salicrup se integró a las tareas de investigación en suelo marciano y desempeña labores médicas como co-líder del equipo médico.

Con maestría en Ciencias y especialidad en Medicina Aeroespacial, graduado del programa élite de la NASA en Wright State University, es también piloto aviador del Boeing 787 de Aeroméxico y paramédico de la Cruz Roja.

Fotos: Francisco Medina y Roberto Torres.