Programa de formación permanente

La Universidad impulsa la alfabetización tecnológica

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El quehacer docente se transforma al incorporar las TIC en las actividades de enseñanza; es un mito que los chicos nacen con un chip incorporado y saben todo de tecnología

Leonardo Frías, 03 de agosto de 2017

El TIC-TAC de la cultura digital apremia al reloj de la educación. Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) buscan convertirse en Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento (TAC). Por ello, la UNAM promueve la incorporación de alumnos y profesores a este ámbito mediante la alfabetización en el uso de las primeras.

La Coordinación de Tecnologías para la Educación h@bitat Puma, encabezada por Marina Kriscautzky Laxague, de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC), cuenta con un programa de formación permanente dirigido a los docentes universitarios para que incorporen la tecnología como una herramienta de apoyo a la enseñanza.

“Todo bajo una premisa muy concreta, que no es solamente integrar la tecnología, sino también colocarla en manos de los alumnos, de tal manera que ellos resuelvan dificultades: no es aprender tecnología, sino mediante ésta cómo soluciono problemas de química y aprendo química y desarrollo las habilidades digitales necesarias para apropiarme del conocimiento de la disciplina”, explicó.

Ninguna profesión está alejada de la tecnología, dijo Marina Kriscautzky, además de que hay habilidades que son comunes para todos los ámbitos del saber, como buscar información, poder discriminarla y cómo citar una fuente.

No es sólo integrar la tecnología, sino colocarla en manos de los alumnos, de tal forma que ellos resuelvan dificultades de cada disciplina.

TICometro

Para orientar la formación docente, desde hace cinco años la DGTIC aplica un diagnóstico de habilidades digitales a los estudiantes mediante el instrumento conocido como TICometro el cual mide las destrezas de alumnos de bachillerato y licenciatura.

“Es un mito que los chicos nacen con un chip incorporado y saben todo de tecnología. Tienen muchas habilidades instrumentales, pero les falta aprender todo lo que tenga relación con el procesamiento de la información, textos, datos numéricos, y transformarlo en una presentación para poder comunicarla. Lo más carente es particularmente el uso de la hoja de cálculo”, detalló.

Dicha información fue obtenida de 160 mil estudiantes evaluados de cuatro generaciones (desde 2014).

“En dispositivos móviles todos son muy diestros, pues 99 por ciento de nuestros alumnos tiene alguno, aunque no necesariamente lo lleva a su plantel. La mayoría utiliza el sistema Android, y más de 50 por ciento tienen más de un dispositivo, ya sea celular, tablet o iPad; finalmente, 88 por ciento tiene acceso a Internet en casa”, concluyó.