Reconocimiento a dos académicas de la ENTS

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los egresados de esta profesión realizan una labor interdisciplinaria al conjuntar elementos de pedagogía, psicología y derecho

Mirtha Hernández, 24 de agosto de 2017

En la inauguración de las Jornadas Académicas de Trabajo Social, el rector Enrique Graue Wiechers afirmó que la labor de quienes se dedican a esta actividad incide en la paz y la justicia social de México, pues además de auxiliar a los servicios de salud, gestionan la política social.

En la Ceremonia Conmemorativa del Día del Trabajador Social 2017, y ante José Narro, secretario de Salud federal, el rector reconoció a estos profesionales quienes realizan una labor noble e interdisciplinaria, pues en su trabajo conjuntan elementos de pedagogía, psicología, derecho y demás disciplinas.

Es la primera vez que el gobierno mexicano entrega reconocimientos a este sector. El siguiente paso será establecer formalmente el Día del Trabajo Social y del Trabajador Social, señaló Narro.

Los trabajadores sociales, comentó, han estado lejos de las luminarias, pero dentro de la acción con un amplio compromiso con la justicia social, los derechos humanos y por lograr que las políticas públicas se conviertan en apoyos concretos.

María Elena Téllez y Socorro Nico. Foto: Benjamín Chaires.

Importante participación

En el Auditorio Miguel E. Bustamante de la Secretaría de Salud, Leticia Cano, directora de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) y presidenta de la Red Nacional de Instituciones de Educación Superior en Trabajo Social, explicó que sin la participación de las y los trabajadores sociales en México no puede entenderse el crecimiento de los servicios de salud, donde laboran cerca de siete mil egresados de esta profesión.

“Cerca de tres de cada 10 egresados se incorporan al sector salud y la asistencia social, y una cantidad similar lo hace en áreas gubernamentales y organismos internacionales; casi 20 por ciento se ubica en servicios educativos y 17 por ciento más en otras áreas”, dijo.

Su labor, añadió, no se centra sólo en el diseño de instrumentos que formen parte del expediente, sino además en el acompañamiento multidisciplinario con evaluaciones sociales a los programas de salud, la investigación social y la sistematización de la intervención profesional.

En este sentido, prosiguió, los trabajadores sociales deben seguir diseñando protocolos, estrategias que se traduzcan en mejores intervenciones en favor de la población más vulnerable del país que hoy enfrenta desigualdad social y exclusión; se padecen enfermedades como la obesidad y las adicciones y los embarazos adolescentes se han incrementado.

Las galardonadas en el área de docencia fueron María Elena Téllez Martínez y Socorro Nico González, ambas académicas de la ENTS; en el área de investigación de trabajo social en salud, Martha Leticia Cabello Garza, de la Universidad Autónoma de Coahuila y Aurora Imelda González Moreno, de los Servicios de Salud del Estado de Durango.

Finalmente, en la categoría de buenas prácticas de intervención de trabajo social en salud se reconoció a María Elena Marín Zermeño, del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán, y a María de Lourdes Dávila Treviño, docente del Centro de Estudios Interdisciplinarios y supervisora de prácticas profesionales en Monterrey, Nuevo León.