Presenta 75 obras

Retrospectiva de Yves Klein en el MUAC

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Se exhibe por primera vez en Latinoamérica; comprende ocho años de trabajo

Mina Santiago, 04 de septiembre de 2017



Una retrospectiva del icónico artista Yves Klein, enfant terrible del arte actual, se exhibe por primera vez en México y Latinoamérica en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC). La muestra incluye 75 obras que el francés realizó a lo largo de ocho años de trabajo y una gran gama de documentos, fotografías y películas, con la intención de dar a conocer al público la amplia producción de Klein, para comprender las prácticas artísticas contemporáneas.

La exposición sigue una secuencia cronológica que permite entender diferentes matices y planteamientos desde tres de las principales preocupaciones presentes en su trabajo: la monocromía, la materialidad de la carne y el arte como campo inmaterial.

El curador de la exhibición, Daniel Moquay, describió a Klein como un creador que siempre intentaba hacer cosas nuevas y adelantado a su tiempo. “En siete años produjo más de 400 obras y escribió más de mil páginas. Es un personaje que hacía siempre cosas inusitadas; para mí lo más importante de él es la inmaterialidad del arte”, aseguró.

Primer monocromo

La muestra incluye el primer monocromo pictórico color naranja hecho por Klein, Expression de l’univers de la couleur mine orange (Expresión del universo de color naranja plomo) en 1955, presentado para su inclusión en el Salon des Réalités Nouvelles y rechazado por el jurado, con el argumento de que una pintura está conformada por al menos dos colores.

Continúa con una serie de monocromos de distintos colores que son el antecedente del periodo azul que inició con su exposición doble Proposiciones monocromas en la Galería Colette Allendy y la Galería Iris Clert en París (1957). Entonces basó su proyecto artístico en la concepción de un color: el Azul Internacional Klein (IKB por sus siglas en inglés) como un campo de sensibilidad inmaterial.

La cualidad fundamental de este pigmento reside en su pureza cromática y su luminosidad. En sus monocromías se deposita su concepción del arte en la que los cuadros son solamente cenizas de la obra, como señalaba el propio artista. En otro apartado se muestran distintos objetos que trabajó como esponjas marinas, ramas y esferas entre otros elementos que al ser pigmentados con el azul Klein se transforman en esculturas de color ultramar. Concibió el arte pictórico como una acción corporal y carnal, con la utilización de cuerpos como pinceles vivos. Este trabajo está incluido en la serie Antropometrías con la cual también incursionó en el performance.

Yves Klein se exhibe en las salas 1, 2 y 3 del MUAC hasta el 14 de enero de 2018.

Como parte de la exposición, se intervendrá el Museo Experimental el Eco, creado por Mathias Goeritz, quien en 1960 mantuvo una breve comunicación epistolar con Yves Klein. Se pintarán algunos elementos del edificio, con el color azul ultramarino utilizado por el francés en sus obras. La intervención se podrá visitar del 7 de diciembre de 2017 al 25 de febrero de 2018.

Se presenta en las salas 1, 2 y 3, hasta el 14 de enero de 2018. Fotos: Juan Antonio López y Verónica Rosales.