Realizará maestría

Alumno zapoteca, a la Universidad Friedrich-Alexander

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Se trata del trilingüe José Tomás Santiago Cruz, de Asunción Ixtaltepec, Oaxaca, egresado de la Facultad de Ciencias

Leonardo Frías, 28 de septiembre de 2017

Foto: Francisco Cruz.



Los fotones, materia de estudio que en su momento fue la vocación de notables científicos como Albert Einstein y Max Planck, son ahora el desafío académico de José Tomás Santiago, egresado de la Facultad de Ciencias y con estancia en el Instituto de Ciencias Nucleares, quien viajará a Baviera, Alemania, para realizar una maestría en Física en la Universidad Friedrich-Alexander (FAU) de Erlangen-Núremberg.

Antes, el integrante del Sistema de Becas para Estudiantes Indígenas del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad, acudió en apoyo de su lugar natal, Asunción Ixtaltepec, Oaxaca, el cual padece momentos aciagos por el sismo ocurrido el pasado 7 de septiembre y sus réplicas, y ante ello reitera un llamado a la solidaridad con la población afectada.

“Desde que estaba estudiando quería irme de intercambio; pero nunca pude por falta del idioma inglés, lo tuve mucho tiempo después, me sentía un poco triste porque no lo podía concretar. Sin embargo, el año pasado, durante los meses de octubre y noviembre, hice una estancia en el Max Planck Institute en Alemania y finalmente llegó la maestría en la FAU que inicia el 16 de octubre”, indicó.

Parejas de fotones

José Tomás Santiago Cruz trabaja con parejas de fotones (partícula elemental responsable de las manifestaciones cuánticas del fenómeno electromagnético), las cuales, explicó, por el proceso en que se generan presentan una propiedad física que se llama enredamiento cuántico.

Fue su trabajo recepcional de licenciatura “Criterios de enredamiento y estructura transversal en momento transversal de parejas de fotones”, dirigido por Alfred Barry U’Ren, lo que lo motivó a ahondar en dicho ámbito.

“Lo que hago ahora es una caracterización del enredamiento cuántico de estas partículas. Para generarlas usamos un cristal que tiene propiedades no lineales y un láser. Todo esto puede tener muchísimas aplicaciones. La primera podría ser la creación de una computadora cuántica, la cual sería más poderosa que las actuales supercomputadoras, pues estas últimas no tienen un poder de cómputo tan elevado como para resolver problemas que están pendientes en matemáticas, biología y química”, apuntó.

Enmoladas fotónicas

A poco más de doce horas por una complicada carretera se llega a Asunción Ixtaltepec, Oaxaca. Lugar intrínsecamente ligado con Tomás y su memoria gustativa.

“Las enchiladas de mole rojo espolvoreadas con el queso seco que hacen allá son mi comida favorita. Me va a costar estar dos años fuera de México. Cuando uno está flaqueando a veces es bueno hablar con el niño que tiene dentro. Esto es lo que quería y voy a lograrlo.”

Hablante de español, inglés y zapoteco, aceptó que su lengua originaria la entiende más de lo que la parla, y uno de los vínculos que la ha mantenido viva es la lectura de poesía en zapoteco, particularmente de la poetisa Irma Pineda, originaria de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. Aquí un fragmento en español de Recuerdos, versos que llevará en su memoria: “Amordaza al viejo zopilote de la nostalgia/ apaga sus gritos con los cantos que en zapoteco te enseñó tu madre/ cuéntale las leyendas que tu abuelo tejió para la tarde./ Habla suelta tu palabra”.