Lo recibirá el científico Gerardo Ceballos

Premio a Ecología por conservar la biodiversidad

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El jurado valoró su capacidad de trasladar eficazmente el conocimiento científico de excelencia a acciones de preservación significativas, como la creación de 20 reservas naturales

Patricia López, 28 de septiembre de 2017

Foto: Juan Antonio López.

El Laboratorio de Ecología y Conservación de Fauna Silvestre del Instituto de Ecología, fundado en 1989 y dirigido desde entonces por el investigador Gerardo Ceballos González, fue distinguido con el Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, en Madrid, España.

Se trata de uno de los tres reconocimientos más significativos del mundo en su área y Ceballos lo obtuvo en la categoría de actuaciones por la biodiversidad en Latinoamérica.

El perrito de las praderas y el jaguar

El jurado valoró su capacidad de “trasladar eficazmente el conocimiento científico de excelencia a acciones de conservación muy significativas, como la creación de 20 reservas naturales mediante políticas públicas”.

Ceballos ha impulsado la creación de importantes reservas protegidas, como la de Janos, en Chihuahua, y la de Calakmul, en Campeche, conservando a especies sombrilla, como el perrito de las praderas en el primer caso y el jaguar en el segundo, y en torno a ellas creando estrategias de conservación que se expanden a otras especies (animales y vegetales) y al ecosistema en su conjunto.

“El premio tiene un gran prestigio internacional, importante difusión y está dotado de un apoyo económico de 580 mil euros”, dijo el investigador.

El galardón a Ceballos y su laboratorio lo otorgan al trabajo por preservar la biodiversidad de México, ecosistemas y especies.

“Desde años atrás hemos hecho un esfuerzo por hacer ciencia de mucha calidad y aplicarla a resolver los grandes problemas ambientales en el país.”

Las más de 20 reservas protegidas en México, creación del laboratorio, cubren más de un millón y medio de hectáreas.

Con Ceballos han colaborado desde estudiantes los hoy especialistas en ecología Jesús Pacheco, Eduardo Ponce, Rodrigo Sierra, Heliot Zarza y Lourdes Martínez, entre otros.

Ciencia de excelencia

“Hemos hecho mucho trabajo para la protección de especies en peligro de extinción. Tuvimos un fuerte impacto para decretar la primera Norma Oficial Mexicana de Especies en Peligro, que protege la flora y la fauna. Nuestro trabajo científico fue una base para lograr esta ley”, comentó.

Además, le parece significativo recibir el premio “porque es un reconocimiento a la ciencia como uno de los pilares para hacer frente al problema de la extinción de especies, al cambio climático y a otras cuestiones ambientales globales que estamos enfrentando”, dijo.

El académico celebró que en esta edición el premio latinoamericano fue para México, en especial para la UNAM, “una universidad pública donde hacemos investigación de alta calidad internacional, y porque nuestra preocupación es que la ciencia llegue a resolver problemas importantes en la nación. Creo que el tiempo en que los científicos estaban alejados de la problemática del país ya pasó”, insistió.

Ceballos impulsa la conservación eligiendo una especie sombrilla, como el bisonte, perrito de pradera o jaguar, para proteger a partir de ellos a miles de especies de plantas y animales en un ecosistema.

También selecciona en otros casos a especies con distribuciones muy restringidas, como varios peces de agua dulce (el charal de Lerma, entre ellos) o la rata arborícola de Chamela (de la Reserva de Chamela-Cuixmala, impulsada por Ceballos).

Otra estrategia son sus alianzas internacionales, como la que ha logrado para la preservación del jaguar en todo el continente.

El laboratorio cuenta con alrededor de 10 a 15 integrantes fijos (entre expertos, técnicos y alumnos) y a lo largo de su existencia han pasado por él de 400 a 500 personas, entre biólogos, ecólogos, veterinarios y administradores.

etiqueta_unamglobla_video