Cumbre de rectores en Japón

La UNAM, por proyectos conjuntos de innovación

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Las universidades comparten la responsabilidad de promover la pluralidad, la diversidad y el libre intercambio de ideas, subrayó Enrique Graue

04 de diciembre de 2017

Hiroshima, Japón.- Enrique Graue Wiechers convocó aquí a rectores de más de 70 universidades mexicanas y japonesas a trabajar de manera conjunta en proyectos de innovación que permitan un avance sostenido y sustentable.

“Y es que sin innovación no hay desarrollo y sin educación no hay futuro,” advirtió al dictar una conferencia magistral durante la Tercera Cumbre de Rectores México-Japón 2017.

Graue Wiechers anunció igualmente que la UNAM y El Colegio de México han acordado desarrollar en conjunto una especialización sobre Asia, sobre todo acerca de Japón.

Además, prosiguió, los alumnos hoy en día tienen que hacer frente a múltiples desafíos como los efectos negativos de la economía global: el desempleo, la inseguridad en el trabajo, la inequitativa distribución de la riqueza y, al mismo tiempo, las universidades “comparten la responsabilidad de promover la pluralidad, la diversidad y el libre intercambio de ideas”.

Enrique Graue, rector de la UNAM.

Áreas de colaboración

En la cumbre, efectuada en la Universidad de Hiroshima, el rector expuso que algunas de las áreas en las que México y las instituciones de educación del país asiático podrían tener importantes colaboraciones son la ingeniería hidráulica y ambiental, los estudios de estructuras y geotecnias centradas en el riesgo sísmico, el análisis del comportamiento de estructuras e investigaciones relacionadas con terremotos.

México, dijo, ocupó el lugar 51 de 138 naciones en el Índice de Competitividad Global 2016-2017. Obtuvo la posición 44 en calidad de instituciones científicas de investigación, pero se colocó en el sitio 67 en el área de capacidad para innovar.

Sobre innovación, medida por patentes concedidas desde 2005 en América Latina obtuvo 150, superado por Brasil, que logró 251; mientras que Argentina y Chile consiguieron 51 y 29, respectivamente.

Por lo anterior, el rector de la UNAM se pronunció por continuar fortaleciendo el modelo de triple hélice entre las universidades, el gobierno y la industria para impulsar la innovación. La Universidad Nacional, precisó, encabeza la lista de las 10 instituciones con mayores proyectos de innovación en el país, seguida por el Tec de Monterrey, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la Universidad Autónoma de Nuevo León y el Instituto Mexicano del Petróleo, entre otras.

La UNAM, planteó Graue Wiechers, está interesada en consolidar sus vínculos con Japón. Por ello, ha establecido convenios con 16 universidades e instituciones y ha promovido el intercambio de docentes y estudiantes. Entre 2010 y 2016 envió 90 alumnos y nueve académicos a esa nación, y ha recibido a 45 estudiantes y cinco académicos asiáticos.

Las publicaciones conjuntas entre integrantes de la UNAM y de instituciones japonesas también se han incrementado, pues en 1998 se registraron 21, en 2013 fueron 78 y el año pasado 144, concluyó.

LA UNAM, SEDE DE LA CUMBRE EN 2019

El pleno de la Tercera Cumbre de Rectores México-Japón aceptó por unanimidad la propuesta de Enrique Graue Wiechers, de que la Universidad Nacional sea la sede de este encuentro en 2019.

Asimismo, la UNAM y la Universidad de Estudios Extranjeros de Tokio firmaron un convenio general y uno específico de colaboración para movilidad de alumnos y académicos, así como para proyectos de investigación entre ambas casas de estudios.

Los documentos fueron signados por el rector Graue y por Sho Hagio, de la Universidad de Estudios Extranjeros de Tokio.

La UNAM ha firmado a lo largo de su historia acuerdos con diversas universidades japonesas, lo que le ha permitido desarrollar juntos proyectos de investigación como el de “Evaluación del peligro asociado a grandes terremotos y tsunamis en las costas del Pacífico mexicano para la mitigación de desastres”, con la Universidad de Kioto, y el intercambio cada día mayor de alumnos.