Línea política

Colectivo ruso se presenta en el MUAC

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Primera exposición en México de Chto Delat; su base, contacto real con comunidades indígenas y zapatistas en Chiapas

Jorge Luis Tercero, 07 de diciembre de 2017

El colectivo ruso Chto Delat (¿Qué hacer?), reconocido por su labor artística en la cual critica la violencia del mundo contemporáneo y el estilo de vida neoliberal, propone alternativas mediante su trabajo de campo en comunidades indígenas y zapatistas de Chiapas, en su primera exposición en México, Cuando pensamos que teníamos todas las respuestas, la vida cambió las preguntas, que se presenta en el Museo Universitario Arte Contemporáneo.

La muestra incluye el video que el grupo realizó en Chiapas, #17, El nuevo callejón sin salida. Escuela de verano de orientación en zapatismo (2017), acompañado de otros proyectos que engloban su obra más reciente y un performance que efectuaron con alumnos de la Facultad de Artes y Diseño. La exposición de fuerte línea política podrá verse en las salas 4, 5 y 6 del recinto universitario hasta el 22 de abril de 2018.

Hasta el 22 de abril de 2018. Foto: Julia Meza.

Utopía

Sobre su paso por Chiapas en 2016 los integrantes de Chto Delat señalaron que el zapatismo mexicano llegó a Rusia en su momento como una especie de utopía, un cuento de hadas traído de un mundo lejano; por tal motivo ellos quisieron involucrarse con las comunidades, tener un contacto real para entender su organización y forma de vida.

El video que hicieron se debate entre la ficción y la realidad, pues parte de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y de algunos otros documentos en los que se menciona la noción de una embajada zapatista. “No se sabe si alguna vez existió dicha embajada”, y esto los condujo a tomar prestada la idea para crear una situación imaginaria en el filme, en el que la embajada zapatista aparece en la Rusia contemporánea, a cien años de la Revolución de Octubre.

“El movimiento zapatista y Marcos son muy conocidos en nuestro país, incluso el libro del subcomandante fue traducido al ruso por nuestro amigo Oleg Yasinsky. Con este contexto quisimos visitar algunas comunidades caracol en San Cristóbal de las Casas para poder empaparnos de su forma de organización”, explicó Tsaplya Olga Egorova, artista integrante del colectivo.

Chto Delat absorbió las ideas de los zapatistas con el propósito de crear un grupo de trabajo y un curso de prácticas de construcción comunitaria que se concretó en una escuela de verano.

“Rentamos una dacha, casa de verano rusa, donde 17 jóvenes compartieron y vivieron en una comuna temporal. Durante dos semanas cocinábamos juntos, compartíamos los espacios, charlábamos todo el tiempo”, relató Egorova.

La premisa, según detalló el artista Nikolay Oleynikov, integrante del colectivo, es que la forma de vida zapatista puede llevarse fuera de México y ser practicada en otros lugares, incluso en una nación como Rusia, con su historia; la era soviética, seguida de la Perestroika y el actual régimen de Vladímir Putin.

En el taller los jóvenes también experimentaron con ejercicios artísticos o de danza, a cargo de la coreógrafa Nina Gasteva. Esta experiencia puso sobre la mesa diversas preguntas que Chto Delat quiere que sean contestadas por los espectadores de la exposición que viven en el sistema neoliberal, tales como: ¿Podría darse una teología de la emancipación en Rusia? ¿Cuál es el papel de la cultura en un proceso de liberación y cómo construir una autonomía de buenas personas en un mundo hostil, con mandatarios polarizados como Trump y Putin?

Activismo, arte y pedagogía

El trabajo que Chto Delat trae al MUAC parte de ese cruce entre activismo, arte y pedagogía de contenido político que realiza el grupo nacido en 2003 en San Petersburgo. Conformado por artistas, críticos, filósofos y escritores de San Petersburgo, Moscú y Nizhni Nóvgorod, con el objetivo de fusionar teoría política, arte y activismo, el colectivo retoma los mecanismos artísticos ofrecidos por Bertolt Brecht, Jean-Luc Godard y Rainer Fassbinder.

La exposición Cuando pensamos que teníamos todas las respuestas, la vida cambió las preguntas fue curada por el grupo central que incluye además a Artiom Magun (filósofo), Natalia Pershina / Glucklya (artista), Alexey Penzin (filósofo), Alexander Skidan (poeta y crítico) Oxana Timofeeva (filósofa) y Dmitry Vilensky (artista).