Concluyeron los Foros 20.20

Educación deficiente, trampa de la pobreza

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Señalan expertos que México debe refundar la docencia y fomentar el uso de nuevas tecnologías

Mirtha Hernández, 07 de diciembre de 2017

México tiene que romper las trampas de pobreza que crea la educación deficiente, refundar la docencia y fomentar el uso de las tecnologías como herramientas de apoyo a modelos educativos innovadores, afirmaron expertos de la UNAM.

Durante la mesa Educación del Futuro, que también cerró la cuarta edición de los Foros 20.20 –realizados entre esta casa de estudios y Fundación UNAM–, Roberto Rodríguez, especialista en política educativa y educación superior comparada, expuso que el país ha avanzado en atención educativa, pero se requiere que sea de calidad.

La demanda en la educación básica está prácticamente satisfecha; en el bachillerato se ha incrementado la cobertura pero la eficiencia terminal todavía es muy baja; y en la educación superior apenas se cubre 32.5 por ciento de la población en edad de cursar estos estudios. Además, los niveles de marginalidad de los jóvenes se vinculan con su rendimiento escolar, explicó.

La educación deficiente es una trampa de pobreza y romperla es el mayor desafío de la nación para los próximos años. “La población en condición de pobreza económica está también en pobreza educativa. Las desventajas son acumulativas: los más pobres acceden menos a la escuela, permanecen menos tiempo, transitan de manera más atropellada, aprenden menos y lo que aprenden les sirve menos para su vida actual y futura”, aseguró.

Papel del docente

Ángel Díaz Barriga, investigador emérito del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación, mencionó que el papel del maestro como el sujeto del que irradia el conocimiento, debe cambiar.

Por ello, se pronunció por refundar la enseñanza, que el profesor ayude a los alumnos a tener conocimientos básicos e integrarlos para resolver problemas. Los docentes, agregó, podrían plantearles situaciones que les permitan acercarlos a determinados temas, en lugar de únicamente exponerlos.

Y las tecnologías de la información y la comunicación, señaló, son herramientas potentes para que tanto estudiantes como maestros accedan a la información.

Con él coincidió Fabián Romo Zamudio, director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de la Información y Comunicación, quien comentó que diariamente un joven de la UNAM obtiene la misma cantidad de datos a los que accedió un ciudadano del siglo XIX, en toda su vida.

Los datos, dijo, son distintos a la información y la utilización de diversas tecnologías no implica necesariamente que las personas aprendan. “Son herramientas que pueden ayudar, auxiliar, pero no garantizan que conozcan mejor”. Lo fundamental, subrayó, “no es la tecnología sino lo que hacemos con ella”.

Concepción de aprendizaje

Fernando Flores Camacho, académico del Grupo de Cognición y Didáctica del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico, refirió que se requiere transformar la concepción del aprendizaje, que actualmente se piensa es tener mucha información, definir conceptos, realizar ejercicios y hacer amplio uso de la memoria.

Se necesita que el sujeto pueda resolver problemas, construya marcos de representación, referentes de razonamiento, argumentación y las TIC´s pueden ayudar a esos procesos, expresó.

Juan Nava Méndez, del Proyecto PCPuma, apuntó que en la UNAM se desarrollan estrategias de uso de tecnología en las aulas, en las facultades de Medicina, Odontología y Medicina Veterinaria y Zootecnia, las cuales responden a líneas del Plan de Desarrollo Institucional 2016-2019.

Para ello, se ha invertido en infraestructura y capacitación de los profesores en el uso de estas herramientas. La integración de la tecnología en el salón de clases es gradual.

Durante la clausura de la cuarta edición de los Foros 20.20, Dionisio Meade, presidente del consejo Directivo de Fundación UNAM, y Leonardo Lomelí, secretario general de la Universidad, celebraron la pertinencia de los temas analizados y manifestaron su interés por que se organice una quinta edición de los mismos.