Visión nacional de la entidad académica

El Instituto de Matemáticas, faro que ilumina a esa ciencia

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Es el primer organismo de investigación en la materia en América Latina

Patricia López, 11 de diciembre de 2017

Esta rama del conocimiento ayuda a desarrollar
la capacidad de abstracción.

El Instituto de Matemáticas (IM) ha sido como un faro que ilumina esta ciencia en México. “Desde su fundación ha tenido una visión nacional”, afirmó su director, José Antonio Seade Kuri.

Dicha entidad, que es el primer organismo de investigación matemática de América Latina, está cumpliendo 75 años de productiva e ininterrumpida labor académica desde sus inicios, en 1942. Cuenta con cuatro sedes: Ciudad Universitaria, Cuernavaca, Oaxaca y Juriquilla.

“Consideramos que era importante celebrarlo, porque es un símbolo que nos ayuda a hacernos conscientes de la historia que tenemos, del papel que hemos desempeñado en la matemática mexicana, y también nos ayuda a proyectarnos hacia el futuro y analizar hacia dónde vamos, qué queremos, cuál es nuestro compromiso”, señaló.

Congreso internacional

Aunque en el 75 aniversario ha habido conferencias, talleres y festejos con maestros y estudiantes, el evento central fue un congreso internacional en inglés, del más alto nivel, a la altura de los que hacen en países desarrollados.

“En matemáticas no hay premios Nobel, el equivalente es la Medalla Fields. Asistieron al encuentro tres medallistas Fields, provenientes de Estados Unidos, Francia y Japón. El nipón es además presidente de la Unión Matemática Internacional, que es la máxima asociación mundial de la disciplina”, refirió Seade.

También participaron otros destacados matemáticos de México, Israel y varias partes de Estados Unidos, cuya presencia conjunta en la nación es un reconocimiento a la labor que el Instituto de Matemáticas ha realizado durante este lapso. En ese evento científico se revelaron las tendencias principales en la investigación actual del área y sus interacciones en los años por venir.

En general, los temas que indagan los matemáticos en México están muy repartidos entre las diferentes ramas de esa ciencia. Abarcan representaciones de álgebras, sistemas dinámicos, probabilidad, combinatoria, teoría de singularidades (con una escuela reconocida internacionalmente), topología y geometría algebraica y diferencial, entre otras.

Seade reconoce que su comunidad es reducida para un país del tamaño del nuestro, pero es fuerte y competitiva. Entre sus metas, mencionó como prioridad mejorar la calidad. “Estamos fuertes, pero no estamos todavía al nivel de competir por la Medalla Fields, nos falta un escalón”, reconoció. Y ese objetivo va de la mano con que la comunidad matemática crezca en México. “Necesitamos ser más”, consideró.

Falta educación matemática

La educación matemática aquí, reconoció Seade, está muy mal. “Desde lo básico hasta nivel medio y medio superior estamos mal, no se están enseñando de manera correcta”, evalúo.

El poder de la matemática, insistió, está en esa fuerza de razonamiento, en el poder lógico deductivo que tiene, y es lo que no aprendemos en la escuela.

“Debemos colaborar toda la comunidad para que los profesores (de primaria, secundaria y bachillerato) vayan aprendiendo cómo entender el pensamiento matemático y que lo puedan transmitir”, opinó. “Ellos tienen la didáctica, la pedagogía, necesitamos apoyarlos para que lo comprendan más a fondo”.

Una iniciativa que ya construyen en el IM son los Círculos Matemáticos, donde los jóvenes de secundaria, preparatoria y licenciatura trabajan con un investigador entrenado para atacar cuestiones de la vida cotidiana o de matemáticas, y entre todos van encontrando la solución. “Estos grupos están hechos para entrenarnos a pensar. No se trata de qué tantas matemáticas sabemos, sino de pensar y resolver el problema”, concluyó.