Participaron dos mil 523 estudiantes de bachillerato

Premian a 78 alumnos de la Olimpiada del Conocimiento

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Reconocimiento a disciplina, perseverancia y trabajo comprometido de los jóvenes universitarios

Leonardo Frías, 15 de enero de 2017

La Olimpiada Universitaria del Conocimiento es ya un espacio de reconocimiento a la disciplina, a la perseverancia y al trabajo comprometido, valores necesarios para alcanzar la excelencia académica, afirmó el rector Enrique Graue Wiechers.

Al presidir la ceremonia de premiación del certamen de bachillerato en su séptima edición, correspondiente a 2017, indicó que la obtención de buenas notas, la presentación del mejor examen o escribir un buen ensayo ha implicado para los participantes superar las dificultades “de penetrar en el laborioso conocimiento de un área disciplinaria y hacerlo como lo han hecho, con empeño y asiduidad, con curiosidad y con buenas dosis de entusiasmo”.

Fotos: Erik Hubbard y Francisco Parra.

Consideró que este certamen en realidad galardona y celebra “que ustedes se han ejercitado para forjar el carácter necesario y convertirse en universitarios y personas útiles a la sociedad, con valores firmes y comprometidos, así como con ánimos para lograr el éxito y destacar”.

Este es un ejercicio de esfuerzo no sólo de los ganadores, sino también de los más de 2 mil 500 alumnos del bachillerato que este año compitieron, lo que también implicó una labor intensa por parte de los planteles participantes y del comité organizador, dijo.

Resaltó que en esta ocasión se premió a los ganadores en ocho disciplinas: biología, física, geografía, historia, matemáticas, química, filosofía y literatura, con 25 medallas de oro, 17 de plata y 25 más de bronce, además de 11 menciones honoríficas para un total de 78 estudiantes reconocidos.

Graue Wiechers señaló que, precisamente en esta séptima edición, se otorgaron más medallas, lo que apunta al éxito y penetración que ha tenido este concurso entre los jóvenes bachilleres.

Esforzarse, superarse y sobresalir en su aprendizaje son las metas que persigue esta Olimpiada, porque mientras mejor esté el bachillerato mejor estará la Universidad, y en ello la planta docente es pieza fundamental, reconoció el rector de la UNAM.

Voces

Ana Laura Gallegos y Téllez Rojo, jefa del Departamento de Matemáticas de la Escuela Nacional Preparatoria, en representación del Comité Organizador de la Olimpiada del Conocimiento, expresó que este certamen constituye una excelente manifestación de la riqueza de la vida académica de la Universidad de la nación.

Resaltó el empeño de los estudiantes vencedores, quienes se distinguieron de entre los 2 mil 523 alumnos que se presentaron en la primera etapa. “Son ustedes uno de los mayores tesoros de esta Universidad; su compromiso, dedicación, fortaleza y decisión hacen que cada esfuerzo dirigido a organizar esta Olimpiada esté más que retribuido”.

Ángel Haziel Martínez Granados, del CCH Naucalpan y merecedor de medalla de oro en el área de matemáticas, planteó que esta experiencia no debe quedar en unos pocos. “Los invito a que en adelante seamos promotores de esta olimpiada entre nuestros compañeros, para que año tras año se incremente el número de cecehacheros que enfrenten los retos de aprender a aprender, de aprender a hacer y de aprender a ser”.

Este momento “es la culminación de grandes esfuerzos y desvelos realizados en la preparación de mis exámenes; de estudiar para comprender los temas, y de resolver los problemas que nos fueron planteados en las pruebas de las dos etapas de esta séptima Olimpiada del Conocimiento”.

Reconoció que el triunfo no fue un logro estrictamente personal, pues no lo habría conseguido sin el apoyo invaluable de las personas que lo impulsaron continuamente a participar; sobre todo de aquellas que lo animaron en los momentos que dudaba si seguir o no en esta justa: profesores, familiares y amigos.

Elia Susana de la Fuente Valverde, de Prepa 2 y ganadora de medalla de oro en filosofía, refirió que este logro representa un esfuerzo adicional. “Hoy celebramos la decisión de superarnos a nosotros mismos, la valentía que venció el miedo de cargar con más responsabilidades y que nos permitió emprender una travesía ahora coronada con el sabor del éxito”.

Admitió que para los estudiantes no es sencillo salir del molde; sin embargo, gracias a la determinación y al gusto por las ciencias y las humanidades, las puertas de la oportunidad y el éxito se han abierto en esta ocasión, y en cuyo proceso fue importante la colaboración de su familia y docentes.

Enfatizó que el triunfo, más que una medalla o una mención, es el encuentro con “nuestro talento, el descubrimiento del poder que da la aplicación de las habilidades que será de gran utilidad para guiar nuestro futuro. Sigamos construyendo esta senda, viviendo el orgullo de ser universitarios. Este es un paso más en la escala en el que el trabajo y dedicación conducen al éxito”.

Asistentes

A la premiación, celebrada en el Auditorio Alfonso Caso en Ciudad Universitaria, acudieron Javier de la Fuente Hernández, secretario de Atención a la Comunidad Universitaria; Silvia Jurado Cuéllar y Jesús Salinas Herrera, directores generales de la ENP y del CCH, respectivamente; así como Germán Álvarez Díaz de León, director general de Orientación y Atención Educativa (DGOAE).

La Olimpiada Universitaria del Conocimiento es organizada por la Secretaría de Atención a la Comunidad Universitaria y coordinada por la DGOAE.

Con ello se pretende fomentar el estudio de algunas disciplinas científicas, ciencias sociales y humanidades, así como estimular a la comunidad puma a intervenir en competencias nacionales e internacionales.

etiqueta_unamglobla_video