Banderazo de salida a la construcción de la ENES Mérida

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Mirtha Hernández, 06 de febrero de 2018

Mérida, Yuc.– A partir de agosto próximo, la UNAM extenderá su labor de docencia en la tierra del Mayab, cuando inicie operaciones la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES), Unidad Mérida.

El rector Enrique Graue Wiechers y el gobernador del estado de Yucatán, Rolando Zapata Bello, dieron el banderazo de inicio de la construcción de esta Escuela, en la que se impartirán las licenciaturas de Ciencias Ambientales, Ciencias de la Tierra, Manejo Sustentable de Zonas Costeras y Desarrollo y Gestión Interculturales.

Además, se espera que a mediano plazo incremente su oferta académica con la licenciatura de Ciencias Genómicas y otras carreras del área de humanidades. También se prevé impartir otra licenciatura en conjunto con la Universidad Politécnica de Yucatán.

Boceto de la entidad académica.

El rector celebró que sea a partir de la educación que se busque el crecimiento de la región y también del país. Y la oferta de la Universidad, subrayó, siempre será para fortalecer a la existente en los estados, nunca para competir.

En tanto, el secretario general, Leonardo Lomelí Vanegas, manifestó que esta casa de estudios está lista para comenzar los trabajos en la ENES Mérida, que será un factor decisivo en la consolidación del polo de desarrollo científico y tecnológico que hay aquí.

“Esta Escuela es la hija más pequeña, pero de la que se esperan abundantes frutos”, expresó.

En tanto, Zapata Bello explicó que la nueva entidad de la UNAM ayudará a generar los espacios de educación que los jóvenes demandan, prepararlos para obtener los empleos que requieren y ayudar a profundizar el conocimiento del estado y propiciar su desarrollo de manera sustentable.


Jaime Urrutia.

El cráter

En el Parque Científico Tecnológico de Yucatán, el rector recorrió el edificio de la Litoteca y de laboratorios de Geofísica de la UNAM –construidos en alianza con el gobierno estatal–, para generar investigación, difusión y divulgación científica sobre el cráter de Chicxulub.

Atestiguó también la firma del decreto de creación del Instituto de Investigación Científica y de Estudios Avanzados Chicxulub, cuyo director honorario será Jaime Urrutia Fucugauchi, investigador del Instituto de Geofísica e integrante de la Junta de Gobierno de la Universidad Nacional.

La Litoteca tiene capacidad para almacenar 35 mil muestras de núcleos pétreos de las perforaciones de la península, incluyendo las que ya ha se han extraído del cráter de Chicxulub –que contiene material de 110 millones de años–, expuso Urrutia. “Chicxulub es nuestra mejor ventana, nuestro mejor laboratorio para analizar la evolución de la vida, el sistema solar, las superficies planetarias y el propio planeta”.

Este cráter –que se generó por la caída de un meteorito a la Tierra– permite comprender el fin de la era de los dinosaurios y el inicio de la de los mamíferos, pues éstos últimos pudieron diversificarse hasta que desaparecieron los primeros.

En los nuevos laboratorios de Geofísica multiplicarán los alcances que ya tienen los estudios sobre yacimientos petrolíferos del sur del Golfo de México, con materiales fragmentados de Chicxulub.

Posteriormente, el rector firmó un convenio por el cual el gobierno del estado de Yucatán cedió a la UNAM el predio de La Plancha, en Mérida, donde se construirá el Museo de la Luz, para mostrar avances científicos y tecnológicos.

También donó el inmueble conocido como exsanatorio Rendón Peniche, que la UNAM tenía en comodato desde 2004, y donde opera el Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales.

El gobernador Rolando Zapata Bello destacó que para los yucatecos es importante que una institución como la Universidad Nacional se haga cargo de estos espacios, los que mantiene en condiciones óptimas.

En la visita de trabajo a Yucatán acompañaron al rector los titulares de la Secretaría Administrativa, Leopoldo Silva Gutiérrez; de Desarrollo Institucional, Alberto Ken Oyama; de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia, César Augusto Domínguez-Pérez Tejada, y la Dirección General de Obras y Conservación, Leonardo Zeevaert, entre otros.

Rolando Zapata, el rector Enrique Graue y Leonardo Lomelí, entre otros. Fotos: Benjamín Chaires.