Diseño en modalidad virtual

UNAM Motorsports triunfa en la Fórmula SAE México

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los dos prototipos universitarios están listos para ensamblarse y podrían competir en 2019

Iván Moreno, 20 de marzo de 2018

UNAM Motorsports se consolida como uno de los proyectos de ingeniería y diseño más robustos de la Universidad Nacional tras ganar tres primeros lugares, cuatro segundos y un tercero en la pasada competencia de diseño en su modalidad virtual, organizada por Fórmula SAE México, y realizada en la Facultad de Ingeniería.

Fotos: Víctor Hugo Sánchez y Fernando Velázquez.

En el certamen, desarrollado en cuatro etapas, los universitarios presentaron dos prototipos: un vehículo tipo Fórmula 1 a combustión interna y otro totalmente eléctrico. Con ellos se impusieron a representativos de la Autónoma del Estado de México, el Politécnico, el Tec de Monterrey, la Anáhuac del Sur y la Popular Autónoma del Estado de Puebla.

Mariano García del Gallego, responsable de UNAM Motorsports, resumió que después de nueve años de haber sido lanzada la escudería, siguen acumulando conocimiento y experiencia, lo que se traduce en mejores diseños tanto de autos como en otros factores asociados a esta industria.

“Participamos en diferentes competencias internacionales. Hemos aprendido y logrado mejores desarrollos. Los alumnos tienen que demostrarle a un grupo de jueces que pueden diseñar, armar y poner en funcionamiento un vehículo, y venderlo como si fuera una industria.”

El conocimiento a prueba

La Fórmula SAE es una justa internacional que organiza la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE por sus siglas en inglés) que tiene por objetivo que estudiantes de diversos campos del conocimiento se unan para diseñar autos tipo Fórmula 1, conjuntando y aplicando sus distintos saberes, desde el diseño hasta la fabricación del mismo. En el caso de México, Fórmula SAE se desarrolla en una modalidad virtual, y si bien su filosofía es aprender haciendo, los jóvenes que participaron se llevaron diversos consejos y experiencias de especialistas en esta industria para incorporarlos en sus autos.

Al respecto, Abigail Guerra, alumna de ingeniería industrial, dijo que estas competencias y haber pertenecido a UNAM Motorsports no sólo le han dado mucho en cuanto a conocimiento y su aplicación, sino confianza y seguridad en lo que están haciendo.

“Cada año trabajamos en la parte de diseño, manufactura del auto y lo llevamos a competir. Este año ya estamos en lo mismo: el vehículo ya se está haciendo, está a punto de ensamblarse. Entonces es algo para lo que nos sentimos preparados.”

Para Rubén Ramos, alumno de ingeniería en computación, los consejos de los expertos serán de mucha utilidad en los certámenes por venir, cuando los prototipos eléctrico y de combustión interna deban ser probados en una pista.

“Nos llevamos la retroalimentación de los jueces en las diferentes categorías. Desde el punto de vista práctico de lo que es ya correr un vehículo tenemos que someterlo a pruebas y garantizar que cumpla con los estándares y con los objetivos de temporada que nos planteamos.”

Las etapas de la competencia fueron: presentación de diseño, en la que la UNAM se llevó primero y segundo lugares, al igual en inspección técnica; al fin, en el reporte de costos obtuvo segundo y tercer sitios. En la exposición del caso de negocios superaron a la Autónoma del Estado de México y al Tec de Monterrey. En el puntaje general lograron primero y segundo puestos.