México, país rico en tradiciones

Guardianes del Patrimonio, iniciativa de UNAM y CdMx

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El propósito, que los jóvenes participen en la conservación, preservación y divulgación de la riqueza cultural de la ciudad: Marcos Mazari

Laura Romero, 03 de mayo de 2018

Con la finalidad de que jóvenes estudiantes tengan participación activa en la conservación, preservación y divulgación del patrimonio cultural de Ciudad de México, se presentó la iniciativa educativa Guardianes del Patrimonio, proyecto diseñado por la Coordinación de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Secretaría de Cultura capitalina, en colaboración con la Facultad de Arquitectura.

Marcos Mazari, director de la entidad universitaria, expuso que con esto “se pretende divulgar la relevancia de contar con una juventud interesada en la conservación de nuestro patrimonio, que nos da sentido como comunidad y sociedad”.

Ante la globalización, lo primero que distingue al país es su patrimonio cultural, resaltó. “Somos ricos en tradiciones, monumentos, cultura viva, y eso no es un asunto generacional, debe ser de interés para todos”.

La mayor fortaleza de México es su cultura, sostuvo en el Teatro Carlos Lazo. “Por eso estamos aquí para sensibilizar a los jóvenes sobre la importancia de cuidar de esa herencia”.

Este proyecto une a muchas entidades e incluye el lanzamiento del Centro de Información del Patrimonio de la Ciudad de México, en donde la juventud podrá compartir lo que tiene valor en el sitio donde viven, y así conservarlo. “Lo mejor que puede suceder es que se involucren; sin ustedes, Guardianes del Patrimonio no existiría”, dijo a los asistentes.

Se trata de una plataforma digital con vocación ciudadana que es, al mismo tiempo, una herramienta académica de consulta y divulgación. La intención es que los jóvenes aprendan a ubicar y clasificar el acervo cultural en sus colonias, pueblos y barrios, y se conviertan en guardianes del mismo.

Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura de la Ciudad de México, resaltó: “Lo que nos hace mexicanos, una nación, es que compartimos una historia y un patrimonio cultural; sin este último, careceríamos de memoria histórica, social y cultural. Por ello, la principal tarea de los guardianes será entenderlo como transmisión del conocimiento, de la historia de nuestros abuelos, de nuestros antepasados”.

Invitó a los universitarios “a unirse, a convertirse en guardianes, a conocer el patrimonio y transmitirlo a los demás”. Aliados con la Universidad Nacional, ahora “tenemos la oportunidad de transformarnos en vigías”.

Con ayuda de las nuevas tecnologías, mediante una aplicación, los interesados pueden conocer el patrimonio paleontológico, antropológico y arqueológico, histórico y contemporáneo, material e inmaterial de la urbe; también pueden agregar historias, por ejemplo, familiares.

Dolores Martínez, directora de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble del Instituto Nacional de Bellas Artes, destacó que Ciudad de México es privilegiada por la riqueza de su patrimonio.

Y a partir de ahora la juventud puede ser aliada de su conservación, de la mano de la academia. “Aprópiense de esta tarea, no la suelten; ríanse, enójense y disfruten de sus colonias y barrios, y compártanos sus miradas en esta nueva manera de divulgarlo”.

Thelma Lazcano, coordinadora del Comité Nacional de Planeación, del capítulo mexicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, pidió a los jóvenes hacer suyo el proyecto, y enriquecerlo con todo lo que encuentren a su alrededor.