Tercera raíz

La comunidad afrodescendiente, marginada e ignorada en México

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Urge visibilizar herencia y aportaciones de nuestra negritud: Jesús María Serna

Patricia López, 14 de mayo de 2018

“En México urge visibilizar la herencia y aportaciones de los afrodescendientes en la formación del país”, afirmó Jesús María Serna Moreno, profesor de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), investigador del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) y coordinador del Seminario Permanente Afroindoamérica de la UNAM.

Identificadas con el México más profundo, expresiones como el son jarocho, la marimba chiapaneca, las jaranas y las fiestas de carnaval con sus tambores y danzas festivas, son muestras vivas de la vasta herencia cultural de nuestra negritud.

Conocida como la tercera raíz porque los esclavos oriundos del África subsahariana se mezclaron en estas tierras con indígenas y españoles durante la Colonia para fundar una diversa población, la comunidad afrodescendiente ha sido marginada e ignorada desde entonces entre los connacionales.

“Lo que más nos interesa es la cuestión cultural, no la racial. La manifestación cultural de esta población a la que se le ha considerado muy poco y ha aportado mucho con su esfuerzo de trabajo esclavo. Con eso se construyó este país. Pero a lo afro no se le reconoce porque se le tiene excluido de la historia, de la memoria colectiva, y no se le da su lugar”, señaló Serna.

Era mal visto decir que se descendía de negros.

Seminario permanente

Para lograrlo, desde hace una década existe el Seminario Permanente Afroindoamérica, una iniciativa académica del CIALC que reúne a estudiantes y expertos con ponencias, discusiones, ciclos de cine, un coloquio anual y publicaciones que hasta ahora incluyen siete libros colectivos, dos más en proceso de edición y dos textos de autor.

Participan alumnos de la materia Afroamérica (que Serna imparte en la FFyL) y del posgrado en Estudios Latinoamericanos. También hay de Colombia, Cuba, República Dominicana, Ecuador, Costa Rica, Brasil, Venezuela, Bolivia y España.

“Muchas personas no saben que en nuestra nación hay afrodescendientes, más allá de la Costa Chica de Guerrero o en Veracruz. En las costas su presencia es más evidente, pero los hubo históricamente a todo lo largo y ancho del territorio mexicano; pasó que el mestizaje los invisibilizó”, mencionó.

El académico explicó que afrodescendiente es un término que implica un posicionamiento político, pues los activistas y las organizaciones que demandan mejoras para esta población en América Latina se reunieron y decidieron llevar esta denominación.

El seminario toma fuerza porque estamos en el Decenio Internacional de las Personas Afrodescendientes en el mundo, declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) del 2015 al 2024. “Estamos en el tercer año. La ONU se ha preocupado porque se visibilice esta comunidad poco tratada y en nuestro país tan dejada de lado. Nosotros insistimos”.

En ese decenio “nuestro gobierno se comprometió a evidenciar esa temática y firmó la declaración respectiva, se desarrolló un plan de trabajo. Creo que se ha hecho muy poco, porque casi no se sabe. Ahora más que nunca creemos que es oportuno que estemos con este tema”.

Blanquearse era mejorarse

Serna expuso que era mal visto decir que uno descendía de negros, pues en la Colonia se convirtió en un estigma. “Blanquearse era mejorarse y ascender socialmente”.

El especialista manifestó que se ha dado un proceso de blanqueamiento. “Nosotros no nos damos cuenta porque hay un problema de percepción, ya no nos vemos con la africanidad y la indigenidad que tenemos”.

Expresó que nos consideramos blancos porque es una concepción ideológica impuesta. O mestizos, que es un término también ideológico, porque invisibiliza la diversidad. “Se piensa que como mestizos somos homogéneos; pero no es así, pues hay muchos tipos de mestizaje”.

Para finalizar, dijo: “En el seminario estamos empeñados en que se conozca. Es una lucha muy difícil porque los medios de comunicación siguen manejando una visión muy estereotipada y muy poco informada sobre esta temática”.