Tercer informe de Jorge Vázquez

Facultad de Química: capacidad académica y compromiso profesional

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Investigación de alto impacto que enriquece y consolida a la entidad

Laura Romero, 11 de junio de 2018

Leonardo Lomelí y Jorge Vázquez. Foto: Fernando Velázquez

El compromiso profesional y la comprobada capacidad de su planta académica, así como una infraestructura cada vez más sólida, constituyen la plataforma de una investigación de alto impacto que enriquece y consolida la intensa vida académica que caracteriza a la Facultad de Química, impulsando de manera significativa la formación de alumnos de pregrado y posgrado, afirmó su director, Jorge Vázquez Ramos, al presentar el tercer informe de labores de su segundo periodo al frente de la entidad.

Ahí, el secretario general de la UNAM, Leonardo Lomelí, destacó que en esa instancia se realiza un trabajo significativo en torno a las tres funciones de la Universidad: docencia, investigación y difusión. En especial, hay resultados alentadores en las cinco carreras que se imparten, en las que se han reducido el rezago y la deserción de los primeros semestres.

En el Auditorio B de la Facultad, Vázquez Ramos refirió que la matrícula de la generación 2018 es de mil 379 estudiantes, de los que 759 (55 por ciento) son mujeres. La mayor demanda continúa incidiendo en la carrera de Química Farmacéutico Biológica con 353 alumnos, equivalente a 25.6 por ciento, seguida de cerca por la de Ingeniería Química, con 23.7 por ciento.

Para impulsar el manejo del inglés, en el semestre 2018-1 se programó, por primera vez en la historia de la Facultad, una asignatura optativa, Tecnología de Fermentaciones, impartida totalmente en ese idioma.

En 2017, 534 jóvenes cursaron asignaturas en otras entidades académicas de la UNAM. Asimismo, con base en diversos convenios institucionales, 47 estudiantes cubrieron un semestre en universidades del extranjero durante 2017-2 y 26 más lo hicieron en 2018-1.

La cantidad de egresados que logra titularse cada año ha ido en aumento. En cuanto a becas, internas y externas, se alcanzó la cifra de tres mil 458 beneficiarios, por lo que se puede señalar que cinco de cada diez jóvenes recibieron algún tipo de ayuda para continuar sus estudios, precisó Vázquez Ramos.

DISTINCIONES Y VINCULACIÓN

Por su destacado desempeño, en 2017 fueron distinguidos académicos, alumnos y egresados de la Facultad. La Sociedad Química de México reconoció la trayectoria del profesor emérito José Luis Mateos Gómez, y José Luis Medina Franco fue distinguido como miembro Fellow de la Royal Society of Chemistry, por ejemplo.

La Facultad ofrece cursos y diplomados de actualización profesional en su disciplina y en otras estrechamente relacionadas con ella, dirigidos a egresados y a otros profesionales de la química y ciencias afines. También continúa con la actualización de docentes de educación preescolar, primaria, secundaria y bachillerato, en las áreas de Física, Química, Matemáticas y Biología. Tales actividades se realizan en las instalaciones del edificio Mario Molina y en la sede Tacuba.

La vinculación de la Facultad con empresas públicas y privadas representa una acción prioritaria, habida cuenta que se trata del camino más viable para incrementar su presencia social y, paralelamente, allegarse recursos económicos, dijo Vázquez Ramos.

En 2017 arrancó el programa Enlace Emprendedor. En conjunto con Innova UNAM, la Unidad de Vinculación de la Química, “éste representa un esfuerzo permanente por ofrecer espacios de capacitación, que aprovechen los conocimientos de los estudiantes y académicos, con el objetivo de proponer soluciones con potencial de emprendimiento e innovación”.

Al acto asistió el exrector Francisco Barnés de Castro, directores de facultades e institutos, integrantes del Patronato de la Facultad, profesores eméritos, académicos, alumnos y trabajadores.