Frida Kahlo: fascinante, a 65 años de su muerte

La pintora representa la seducción que México ha hecho al mundo, considera Pável Granados, director de la Fonoteca Nacional y egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM

kahlo002

Luego de las múltiples reacciones en uno y otro sentido, afirmativo y negativo, que produjo la presentación de un audio con la supuesta voz de Frida Kahlo, resultó evidente la presencia de la pintora en el imaginario social.

¿En qué radica la fascinación que despierta esta figura de la cultura mexicana? De acuerdo con Pável Granados, director de la Fonoteca Nacional y egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, los admiradores de Frida se han volcado hacia ella sin preguntarse su esencia.

Frida representa un momento de la cultura mexicana, comentó. Representa la seducción que México ha hecho al mundo. Ella decía: “no deseo pintar al dolor, me gustaría pintar la lucha política de México, de mi país, de mi tiempo, pero el dolor me ha obligado a ponerlo en primer lugar”. Es una mujer valiente, simpática.

Ella vivió la pintura como un modo de salvación, agregó Granados. Es una mujer que al mismo tiempo está influida por lo más vanguardista de la cultura, y lo más tradicional. Le dio voz a un México que habla de manera profunda en sus palabras.

Me seduce que haya sido tan divertida, dijo Pável, que sus cartas en medio del dolor despierten la sonrisa y hasta la carcajada. Cada vez se revela más como escritora, además de pintora. Era un personaje que se enfrentó a una sociedad mojigata. Tiene especial valor, por ejemplo, la carta que le mandó a Miguel Alemán defendiendo a Diego Rivera de la censura.

En otro momento, el director de la Fonoteca se refirió a la manera en que la pintora aceptó la vida. Todo eso, es un poco ella, lo cual seduce, pero ha pasado a las generaciones actuales de manera distinta. Hoy han construido otra Frida, lo que quiere decir que hay Fridas en distintos niveles.

En su opinión, “esa posibilidad de lecturas de las muchas, Fridas, no nada más dos sino las muchas que hay. A lo mejor explica ese cariño. Creo que ella preferiría algunas Fridas por sobre otras, a lo mejor no le gustaría la Frida comercializada, creo que estaría completamente en contra, a menos que sea un producto comercial para fines revolucionarios. Eso le gustaría”.
“También me parece que no deberíamos construir una Frida medio descafeinada. Necesitamos decirle a la gente que la admira tanto, que la vaya conociendo más. Es un personaje representativo, revolucionario, del México que nos gusta.

“Me quedo con la imagen de Frida entregando las armas al pueblo de México en el mural de Diego Rivera en la SEP. Esa Frida siempre rebelde. Me parece que nunca está conforme con las visiones convencionales que se hacen de ella”, concluyó el funcionario.

Respecto de las reacciones de la comunidad artística de la Ciudad de México, Granados consideró que ha pasado poco tiempo después de la presentación del audio. “Es pronto para concluir alguna idea; estamos a la mitad de un proceso. Por lo pronto, puedo decir que me causa satisfacción lo que ha ocurrido. En primer lugar, discutimos los acervos sonoros mexicanos. Es decir, que hay un interés, que hay algo en potencia, un interés genuino de la gente por discutir públicamente.

En segundo término, el intercambio de opiniones revivió una época que, en términos de documentación sonora, está inexplorada. En el equipo de la Fonoteca tenemos confianza en que “despierten” otros acervos y se discuta de manera colectiva su contenido. De algún modo fue un despertar en torno a este asunto. Nos dimos cuenta que acervos personales o institucionales no habían visibilizado la importancia de los acervos sonoros.

En el caso de la voz de Frida, mucha gente en redes sociales, comentaba: “No me había puesto a pensar que no sabíamos cómo hablaba”. ¿Qué significa? Que estamos acostumbrados a una historia muda, pues no sabemos cómo era la voz de personajes históricos.

De manera que la Fonoteca le da voz a esta historia muda que desafortunadamente tiene poco tiempo. Ahora debemos buscar a los nombres destacados de la cultura mexicana y obtener sus testimonios orales.

También podría gustarte