¡Vámonos con Pancho Villa! en la Trilogía de la Revolución de Fernando de Fuentes

vamonos-con-pancho-villa (1)

¿Cuál es tu manera favorita de recordar la Revolución Mexicana? Este suceso impactó todos los ámbitos de la vida nacional e inspiró, durante mucho tiempo, la creación de diversas obras artísticas que son consideradas icónicas y a su vez permiten apreciar distintas perspectivas de aquella gesta.

El cine fue una ventana excepcional que registró diversos aspectos de la cotidianidad y épica de esa etapa de nuestra historia; una de las películas pioneras en retomar el tema de la lucha armada fue El Prisionero 13 (1933), la primera de la Trilogía de la Revolución creada por Fernando de Fuentes; las otras dos son El compadre Mendoza (1934) y ¡Vámonos con Pancho Villa! (1935).

Estas cintas fueron un preámbulo a la Época de Oro del cine mexicano, la cual se ubica entre los inicios de la década de 1930 y finales de la de 1950, y en la que se realizaron numerosos filmes considerados como clásicos por su alto valor estético e histórico y la industria cinematográfica del país alcanzó su punto más alto.

prisionero-13

Fernando de Fuentes (1894-1958) fue uno de los directores que sentaron las bases para el crecimiento del cine mexicano, películas suyas como Allá en el Rancho Grande, Doña Bárbara, La familia Dressel y, por supuesto, la Trilogía de la Revolución tienen un sitio especial en la historia de la cinematografía nacional. De Fuentes, quien se inició como poeta e hizo estudios de ingeniería y filosofía, fue productor, escritor y editor de numerosas cintas de la Época de Oro y dirigió más de 35 películas. Tuvo influencia en aspectos estéticos, creativos y administrativos de la producción fílmica de entonces.

En la Trilogía de la Revolución se muestra el lado humano de la guerra civil, pues De Fuentes retrata un mosaico de personajes que no son héroes o villanos de la historiografía oficial, son campesinos que lo dejaron todo para “irse con la bola”, militares que abusaban de su posición o las clases privilegiadas y su actitud ante el conflicto social.

compadre-mendoza

De acuerdo con la Filmoteca de la UNAM, ¡Vámonos con Pancho Villa! trata sobre “cinco rancheros que deciden unirse a la División del Norte para combatir junto a su ídolo Pancho Villa y poco a poco sufrirán los estragos de la guerra, que dejará en algunos de ellos una visión amarga de la lucha revolucionaria”.

Esta película, basada en la novela homónima de Rafael F. Muñoz, representó grandes avances para la incipiente industria cinematográfica en México pues fue la primera obra que tuvo un presupuesto considerado entonces como elevado —un millón de pesos— así como apoyo del gobierno de Lázaro Cárdenas; también fue la cinta primigenia de la Productora CLASA (Cinematográfica Latinoamericana S.A.), en cuyos estudios también se rodó Macario, Calabacitas Tiernas y Doña Bárbara.

La música de ¡Vámonos con Pancho Villa! es original de Silvestre Revueltas, ejecutada por la Orquesta Sinfónica Nacional; el guión fue adaptado por Xavier Villaurrutia y el propio De Fuentes; Jack Draper y Gabriel Figueroa estuvieron a cargo de la fotografía.

La Trilogía de la Revolución de Fernando de Fuentes forma parte del acervo de la Filmoteca UNAM, lugar donde fueron restauradas y preservadas, y está disponible de forma gratuita a través de Cultura en Directo.UNAM para que disfrutes una tarde de cine mexicano y te remontes a esa etapa de la historia de México.

*Agradecemos a la Filmoteca UNAM el apoyo y las facilidades para la difusión de estas películas.

También podría gustarte