Certamen internacional de ensayo en sociología

Académicos del CEIICH triunfan en el Concurso Aníbal Quijano Obregón

José Guadalupe Gandarilla, primer lugar; María Haydeé García, mención honorífica

Por la calidad y originalidad de sus trabajos, José Guadalupe Gandarilla Salgado y María Haydeé García Bravo, académicos del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH), obtuvieron el primer lugar y una mención honorífica, respectivamente, en el Concurso Internacional de ensayos Aníbal Quijano Obregón que organizó la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS) con el propósito de promover el intercambio de ideas entre profesionales e intelectuales de América Latina, el Caribe y el mundo, en torno a la obra de este destacado sociólogo peruano.

Con el texto titulado De cómo fue tejido por Aníbal Quijano el concepto de colonialidad del poder, Gandarilla Salgado logró dicho reconocimiento. “No es la primera vez que me dedico al pensamiento de Aníbal Quijano. El año antepasado la maestra Haydeé García y yo hicimos un ensayo que ha tenido buena circulación y un número considerable de consultas en la región, de tal manera que la temática nos era familiar, además de que el personaje nos resulta muy significativo por su trayectoria y pensamiento”, señaló.

La figura de Quijano es una de las más importantes de la producción sociológica latinoamericana. Al igual que otros intelectuales, como Pablo González Casanova o Theotônio Dos Santos, fue capaz de atender y participar de procesos renovadores del pensamiento en la región y en el mundo en al menos tres temáticas relevantes en su obra: la crítica a la noción de desarrollo y dependencia en los años 70 del siglo pasado, la crisis de los paradigmas en los 80, y el proceso de discusión sobre la globalización, fines de los ochenta e inicios de los noventa, que es donde se inserta su teoría crítica sobre la modernidad y su propuesta conceptual de “colonialidad del poder”.

“Entonces en mi ensayo hago un análisis de muy largo aliento desde la obra más temprana de este sociólogo hasta la formulaciones conceptuales y teóricas más recientes que son las que han alcanzado más repercusión en el ámbito internacional”, refirió.

La particularidad más significativa de su labor es que enlazó esa producción de los años 90 con las aportaciones de otros pensadores que hicieron formulaciones precursoras de esos procesos que intenta atender desde la noción de colonialidad del poder, subrayó.

Interdisciplinariedad

Por su parte, Haydeé García Bravo obtuvo su mención honorífica con el ensayo titulado Aníbal Quijano, un pensamiento latinoamericano y crítico sobre la interdisciplinariedad. “Elegí este tema porque me parece que dentro del trabajo de este sociólogo están postuladas no sólo las ideas de la colonialidad y descolonialidad del saber, sino también la de interdisciplinariedad, la cual creo ha sido poco abordada en su producción intelectual”.

Quijano presentó en París, en el marco de una conferencia mundial sobre la interdisciplinariedad, en 1991, convocada por la Unesco, un planteamiento de su idea de la interdisciplina “y me pareció significativo exponer cómo la aborda desde dos nociones primordiales: la de totalidad histórica y la necesidad de incorporar la dimensión del poder”.

“Lo que recupero en mi texto es su idea de que hay disciplinas donde se obvia dicha dimensión y también planteo la relevancia que hacía Quijano de la lucha de las fuerzas sociales por la democratización”.

La visión multidimensional, interdisciplinaria e histórica que postulaba Quijano sigue vigente porque los procesos políticos y sociales permanecen atravesados, sobre todo en el área latinoamericana, por la colonialidad del poder, es decir, por la reproducción de patrones y formas de relación basadas en la racialización de cuerpos y personas, precisó.

Sobre la distinción que recibieron, los universitarios comentaron que la convocatoria al certamen fue un llamado a jóvenes académicos de América Latina y el Caribe que apuestan por la construcción de un nuevo horizonte histórico de una civilización de vida.

“Me da mucha satisfacción haber obtenido el primer lugar, me reitera la convicción de que es posible presentar un pensamiento crítico de frontera y que éste puede ser valorado en entidades internacionales”, aseguró Gandarilla Salgado.

“Fue una gran alegría recibir la mención honorífica, porque eso quiere decir que nuestro trabajo tiene alguna relevancia. También es un reconocimiento a la trayectoria académica, al CEIICH y la UNAM, ya que apostamos por una visión interdisciplinaria que intente dar cuenta de todas las dimensiones involucradas en los procesos sociales, económicos y políticos”, concluyó Haydeé García.

Fotos: Francisco Parra.
También podría gustarte