Primeros certificados en el país

Duplas “hombres-perros” de la UNAM obtienen certificación

Tres binomios los recibieron por competencias en protección civil y gestión integral del riesgo

Mario Aguilar y Mali, Daniel Moreno y Kaannab, y Julio Velázquez y Gala. Foto: Erik Hubbard.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), mediante la Escuela Nacional de Protección Civil (Enaproc), entregó la certificación por competencias en protección civil y gestión integral del riesgo a rescatistas de la UNAM.

Así, tres binomios recibieron los primeros que se confieren en el país del estándar de competencia laboral EC0860 “Ejecutar acciones de búsqueda y localización de víctimas atrapadas bajo escombros a través de caninos”. Pertenecen a la Unidad Canina de la Dirección de Protección Civil de la Dirección General de Análisis, Protección y Seguridad Universitaria (DGAPSU).

Los reconocimientos otorgados por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales, también incluyeron constancias EC0076 “Evaluación de la competencia de candidatos con base en Estándares de Competencia”. En ambos casos, la entidad de certificación y evaluación fue el Cenapred por medio de la Enaproc.

Los recibieron Julio Velázquez Rodríguez, jefe del Departamento de Atención de Emergencias de la DGAPSU, quien trabaja con Gala; y Mario Alberto Aguilar Amaya y Daniel Moreno González, ambos integrantes del equipo de binomios caninos, a cargo de los perros Mali y Kaannab, respectivamente.

En la ceremonia, Gerardo Moisés Loyo Martínez, titular de la DGAPSU, destacó la labor que día con día realizan los rescatistas de la UNAM. “Para nosotros es muy reconfortante saber que contamos con gente tan profesional y volcada al servicio de la sociedad”.

Recordó que los pilares de la Universidad son la formación de profesionales útiles para la nación, las acciones de investigación en temas fundamentales para México, y la difusión de la cultura; “y en el centro de todas esas actividades está el apoyo que le podemos dar a nuestra comunidad”.

El funcionario hizo un reconocimiento a la Unidad Canina, que nació a raíz de los sismos de 1985 y que en 1986 se formó con voluntarios de la propia Universidad y miembros de la comunidad con sede en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, y luego en la otrora subdirección de Protección Civil, dependiente de la Dirección de Prevención y Protección Civil, hoy DGAPSU.

Actor principal

Raúl Flores Mendoza, director de Protección Civil, expresó que ante cualquier emergencia el equipo canino se hace presente. “La certificación implicó un largo proceso. Ahora tenemos un compromiso mayor: buscamos que la Universidad siga siendo vanguardia en muchos ámbitos y eso es lo que procuramos en lo que nos corresponde, y lo podemos seguir logrando gracias a la colaboración y apoyo del Cenapred”.

Enrique Guevara Ortiz, director general de ese centro, resaltó que la UNAM es un actor principal dentro del Sistema Nacional de Protección Civil; tenemos un historial de colaboración con varios institutos de investigación donde se genera conocimiento sobre los fenómenos y amenazas naturales, y con la DGAPSU. Incluso, “la conformación del estándar en el que se certifican hoy, fue gracias a la colaboración de la Universidad, que participó en el comité para definirlo”.

Refirió que, a través de la Escuela Nacional de Protección Civil, desde hace un par de años los esfuerzos se dirigen a profesionalizar, capacitar y formar al personal que interviene en diferentes etapas de la gestión del riesgo, desde la parte preventiva —de evitar generarlos o reducir los existentes— hasta estar preparados para atender emergencias y desastres.

En México estamos expuestos a un sinfín de fenómenos; ejemplo de ello es que 40 millones de habitantes viven en zonas críticas y muy alto peligro sísmico y tenemos alrededor de 15 volcanes activos. A ello se suman otros, originados por los humanos, como tomas clandestinas, explosiones, etcétera.

“Mientras no reduzcamos esas condiciones se seguirán presentando emergencias y desastres, y por eso es muy valiosa la participación de ustedes. Mi agradecimiento y reconocimiento a la Universidad Nacional”, concluyó.

En la ceremonia estuvo Enrique Bravo Mena, director de la Escuela Nacional de Protección Civil.

También podría gustarte